162
162

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está evaluando el destino del Zoo porteño, que se encuentra en estado de abandono y fue denunciado en varias oportunidades por muertes y maltratos de animales.

"Se trata de una decisión compleja, que requiere de un análisis exhaustivo. A corto plazo no esperamos ninguna definición", dijeron fuentes del gobierno porteño a Infobae. Hay al menos dos proyectos que se analizan y ambos consisten en convertir las 18 hectáreas ubicadas en el barrio de Palermo en un jardín ecológico y un parque de concientización ambiental.

Uno fue presentado por el legislador Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico), en base a un trabajo realizado por la ONG SinZoo. El otro es autoría de Hernán Rossi (Suma+). Ambos coinciden en la necesidad de que los animales ya no sean exhibidos al público.

Lo que está confirmado es que por ahora, el Zoo no se cierra, contrariamente a lo que se informó en algunos medios durante las últimas horas.

 Télam 162
Télam 162

Esta mañana, el director del Zoológico de la ciudad de Buenos Aires, Gabriel Aguado, admitió que hay que "transformar" el lugar porque las características con las que fue construido "no son las actuales", aunque negó que haya planes de mudarlo o cerrarlo.

El funcionario explicó que "es un zoológico victoriano" construido "120 años atrás", y que hay "mejorar el bienestar de los animales".

De todas maneras, negó que desde el Gobierno porteño estén pensando en cerrarlo, y afirmó que es "imposible" mudarlo hacia otro lugar de la Ciudad. "No, mudarlo no, es imposible porque el predio es una donación con cargo. Cuando fue donado el predio, en 1875, se donó con el único destino de que se instale el zoológico. En 1979 quiso mudarlo al parque Almirante Brown, y no lo pudo hacer por esa razón", explicó Aguado en declaraciones a Radio 10.

El director del Zoológico porteño admitió también "falta de inversión" en gestiones anteriores, y explicó que desde el año pasado hubo un redireccionamiento de recursos para mejorar la situación de los animales.

La versión del cierre


Según publicó el portal Apertura.com citando fuentes del Gobierno porteño que no identifica, a partir de febrero se iba a iniciar el proceso de cierre del Zoo, con el traslado de los numerosos animales que se alojan allí actualmente.

Asimismo, señalaron que el cierre del predio, ubicado en Avenida Sarmiento y Las Heras, tendrá un proceso que demandará algún tiempo. Los animales serán trasladados a un nuevo hábitat para el que deberán hacer un proceso de adaptación, pero la gran cantidad de especies torna complejo el tema.

Según información del propio zoológico, allí conviven 2.500 ejemplares de 350 especies, en un predio de 18 hectáreas.

El año pasado murieron dos lobos marinos, una mara y una jirafa, que se suman al oso polar Winner fallecido en diciembre de 2012. También hubo problemas con la orangutana Sandra y con la elefanta Mara.

zoologico porteño 1920 3

Además, el zoológico cuenta con 52 edificios, algunos de 1875, que derivaron en que fuera declarado como Monumento Histórico Nacional, lo cual impide que el parque sufra modificaciones profundas en su infraestructura.

La situación del zoológico es preocupante desde hace tiempo y los propios trabajadores reclamaron el año pasado a la empresa Jardín Zoológico S.A., que tiene la concesión del parque desde 1991, por el estado de los animales, los múltiples problemas edilicios, y un conflicto con los trabajadores que desde el año pasado reclaman por mejores condiciones para los animales, despidos y precarización laboral.

"El concesionario cobra una entrada exorbitante mientras no invierte un peso en mantenimiento. Sumado a esto, hay trabajadores en negro, tercerizados, salarios muy por debajo de una canasta básica, jornadas y contratos laborales irregulares, falta de insumos para realizar tareas, persecución y hostigamiento en los puestos de trabajo, además de los recientes despidos", informaron en diciembre del año pasado.

La concesión de la empresa Jardín Zoológico S.A. expira en 2017; le genera al Gobierno porteño un canon mensual de un millón de pesos.

En el Zoo trabajan unas 220 personas y sólo 30 de ellas son cuidadores, aunque 150 están en contacto con los animales.

En octubre del año pasado se hizo una presentación ante el Gobierno porteño para solicitar la intervención, con el objetivo de "preservar la seguridad laboral de los empleados, el patrimonio arquitectónico, el arbolado, los animales, el conjunto edilicio paisajístico-ambiental y artístico-ornamental".

zoologico porteño 1920 2


Una "bomba de tiempo"

En diciembre, distintas ONGs proteccionistas organizaron un abrazo simbólico al zoológico reclamando por el estado de los animales. Las ONGs caracterizaron al Zoo porteño como "una bomba de tiempo" y reclamaron su reconversión en un centro de rescate y rehabilitación.

"No más Zoo, por un Jardín Ecológico" y "Por la liberación de los animales", fueron las consignas de los organizadores del encuentro, quienes propusieron "llevar a los animales exóticos a santuarios para que vivan en semilibertad y tengan cubiertas sus necesidades básicas".