Aunque se podría creer que sentiría un bajón por quedarse sin la chance de obtener el Balón de Oro por primera vez en su carrera, Neymar hizo gala de su auténtico buen sentido del humor una vez que la FIFA develara que Lionel Messi se quedaba por quinta ocasión en su carrera con el premio en cuestión.


El ícono de la Selección de Brasil, incluido en el Equipo Ideal de 2015, se fotografió con la Pulga en los pasillos del Palacio de Congresos de Zurich y compartió un mensaje para destacar en su cuenta de Twitter. "Un honor para mí poder disfrutar a tu lado en el campo y en el palco. Eres grande y eres mi ídolo", señaló el delantero que se convirtió en figura del Tridente catalán, junto al uruguayo Luis Suárez.


Neymar, que cosechó el 7.86% de los votos en la pelea por el máximo galardón al que puede aspirar un futbolista, comprobó que la relación de amistad entre los cracks del Barcelona trascienden los terrenos de juego. Así, entre tanta buena onda, planean continuar por la senda del éxito en el 2016 que recién comienza.