Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Entrevista domingo 10 de enero 2016

Martín Kweller: "El sinceramiento del dólar nos va a ayudar a exportar formatos"

Tatiana Schapiro

Por: Tatiana Schapiro

El CEO de Endemol Argentina habló con Infobae sobre el impacto del nuevo escenario económico en la industria televisiva. Cómo hizo para compatibilizar el trabajo en Canal 7 y en Canal 13 durante el kirchnerismo y sus múltiples proyectos para este año.

domingo 10 de enero 201608:40
Crédito:

Es el CEO de Endemol Argentina y director general y creativo de Endemol Latinoamérica. Por sus manos pasaron éxitos como Gran Hermano, Policías en Acción, Operación Triunfo, Pulsaciones, A Todo o nada y muchísimos más.

—¿Perdiste la cuenta de cuántos programas hicieron en el 2015?

—No quiero contar, que es distinto. No hace falta contar. Lo importante son los programas en sí mismos.

—¿Cómo es producir para distintos canales?

—Es apasionante. Es como si fueras un sastre que le hace un traje de medida a cada cliente. Los canales tienen diferentes perfiles, tienen diferente tipo de audiencia. Tenés que prestar atención a todo eso cuando estás viendo el canal donde vas a emitir un programa.

—Les está yendo fantástico con Mirtha Legrand. ¿Qué pasaría si armás algo para Telefé en el mismo horario?

—Es un punto. Es finita la raya ahí. Siempre digo a mi gente que es bueno el rating cuando hay para todos. La linea deja de ser finita cuando en algún caso que toque competir contra uno mismo, alguno empieza a separarse. Pero como las propuestas son tan diferentes, en general yo no voy a hacer lo mismo en un canal y competir con lo mismo en otro canal. Nunca es "vamos con todo". No lo hago ni contra mis programas si alguna vez me tocara competir y tampoco lo hago demasiado contra competidores que digo bueno, dale, voy a ver cómo le desbanco ese horario. No es mi forma de ser.

—¿Es más difícil lidiar con el ego de los artistas, de las gerencias de programación o de las direcciones de los canales?

—O con los nuestros... Hay muchos egos dando vueltas. Entonces asumiendo el problema de uno mismo después es más fácil enfocar egos de otros. Pero sí, este es un negocio de artistas, incluyéndonos. Es raro decir que los productores también son artistas pero de alguna manera lo son. Entre todos nosotros hay muchos egos. Tenemos que saber llevarlos, analizarlos y tratar de lograr la mejor conclusión posible.

—Pensando en los artistas, ¿qué fue lo más raro que te han pedido?

—Nunca me han pedido nada exorbitante. Mirá, a veces es un mito eso, los artistas de afuera, que vienen y te dicen "Si no hay agua mineral Evian..."

—Y velas de vainilla...

—Claro. Somos todos parte de lo mismo. Hay súper estrellas que no tienen problemas y dicen: "¿Está ocupado el camarín? No importa. Me maquillan acá en el piso y entro". He trabajado con muchos artistas y de los mejores, grandes estrellas y no hay eso.

—¿La negociación es económica?

—Tampoco es económica. Hay muchos mitos. Ni para nosotros tampoco. Por supuesto que los productores quieren ganar plata y que los artistas quieren ganar plata pero como cualquier otra actividad. Pero es algo que no está pasando hace mucho tiempo. En los noventa podías escuchar eso.

—La gente tiene la fantasía que la mayoría de las personas que trabajan en televisión son millonarios y pueden no trabajar nunca más si quisieran, pero cuando los entrevistamos acá nos dicen que de ninguna manera...

—Es así. Es absolutamente así. Hay otras actividades que son mucho más rentables y sin embargo en esas actividades a mí no me gusta trabajar, y a los artistas les pasa lo mismo.

—Ambas variables tienen que funcionar pero cuando lanzás un programa, ¿te interesa más el rating o el éxito comercial?

—No, me interesa claramente más el rating y que esté contento el canal. Cuando decís rating no es solamente el rating específico, sino para ese horario, qué expectativa tenía el canal y cuanto rating había que hacer.

—¿Cuántas teles tenés en tu oficina?

—Muchas. Es parte de mi trabajo ver tele, disfruto mirando tele. Tengo que prestarle mucha atención a las nuevas tecnologías además. A lo que están haciendo los chicos que están mirando series en su iPad. Hay que prestar atención a todo eso y a ver cómo el contenido se va a ir adaptando a lo que viene. Tengo ocho teles adelante mío todo el tiempo en la oficina y tengo el rating minuto a minuto que no es para destrozar los programas sino para saber qué se hace y qué va pasando. Está medio degradado cuando en la prensa se lo nombra en general y sin embargo es una herramienta que hay que saber usar.

—¿En tu dormitorio es verdad que hay 2?

—Sí, es verdad, hay 2 y con el iPad prendido puede haber 3. En mi casa también hay muchas, hasta en el baño.

MARTIN KWELLER video 2 Apoyo político, concursos y canal 7.

—Se publicó hace poco un listado de productoras y de actores que recibieron subsidios y apoyo durante el Gobierno kirchnerista. ¿Qué te generó eso?

—A mí el listado no me genera nada. Me parece bien que haya concursos. Me parece muy bien sobre todo para la ficción, es la forma de desarrollar la ficción. Conceptualmente me parece bien que haya gente trabajando. No me parece tan bien que alguna gente por amistad y no por capacidad haya ganado algún concurso, y que termine contratando gente que a lo mejor no es tan buena, no es tan del medio, y que hayan productos de no tan buena calidad. Esto no se aplica a todos para nada, al contrario; hubo productoras que aprovecharon el subsidio del Estado, que ni siquiera llamémoslo subsidio. Es el apoyo de la Argentina a que haya muy buena ficción y han hecho cosas maravillosas. Es cuestión de prestarle más atención, quitarle los amiguismos, que haya un buen concurso, un buen jurado. Es muy importante que eso siga. Es muy importante seguir con ficciones de calidad que tengan potencialidad en el mundo.

—¿Cómo impacta en esta industria la devaluación, pensando en la Argentina como país exportador de formatos?

—A los efectos de la importación el sinceramiento del dólar es muy bueno. Nosotros estábamos recibiendo dólares a través del Banco Central a una tarifa que no era real. Nos va a ayudar también para exportar. Tenemos que exportar. Tenemos que seguir mostrando lo que hacemos bien al mundo. Estaba muy estancado el dólar, estaba todo muy quieto y habíamos perdido competitividad.

—Vuelve la competitividad para la industria de la televisión.

—Claro, nosotros necesitamos ser competitivos ante al mundo. Cuando nos tocó competir con Sudáfrica, con algún otro país de Latinoamérica, a veces con Colombia, éramos súper competitivos en nuestra cotización. Si nosotros cotizamos al mismo valor yo creo que después de lo que la Argentina demostró, nos van a volver a elegir porque se fueron muy contentos de acá.

—¿Había bajado en los últimos años la exportación de formatos?

—Sí. Había bajado. Tuvimos una etapa al principio muy buena y después sí, en los últimos años casi te diría que había terminado la exportación de formatos.

—Ustedes pudieron trabajar en el 7 con Matías Martin y con Mirtha en el 13. ¿Les generó algún conflicto?

—Ser independiente te permite eso: podés criticar o estar a favor de otro y podés criticar alguna cosa y pedir otra. Es muy importante ser independiente cuando llega el momento de trabajar. Debería ser así fácilmente. Es lo que están anunciando, es lo que va a pasar. Yo creo que van a tener todos oportunidades en la medida que seas profesional y no el amigo de turno. Lo profesional va a pesar hoy más que nunca. Vos veías a veces que estabas compitiendo con una productora que se había formado tres meses antes para la licitación. Eso claramente no.

—¿Canal 7 debe ser un canal público y no un canal partidario?

—Sí, claramente. Mirá, Línea de tiempo era un programa que salía en Canal 7 y que no era un programa partidario. Hoy no sé si Matías tiene ganas de seguir pero es un programa que claramente podría seguir. Matías decía y entrevistaba a quien él quería.

—¿No tuvieron limitaciones?

—Ni limitaciones de ningún tipo ni imposiciones de ningún tipo.

MARTIN KWELLER video 3 Martin Kweller habla de sus proyectos para el 2016.

—Cada vez vemos más gente del medio artístico que va hacia la política. Si fuera al revés, ¿qué político te parece que sería un gran conductor de televisión?

—Bueno, no un gran conductor pero nosotros insistimos mucho con Martín Lousteau. Con Andy Kusnetzoff estábamos preparando un programa que finalmente no salió al aire y era un arma letal tenerlo adentro de ese programa.

—¿Va a haber Gran Hermano este año?

—Sí, sí, va a haber Gran Hermano. El desafío es hacer un casting diferente, qué novedades va a tener la casa.

—¿Y qué más podemos contar que estén preparando?

—Con Guido (Kazka) para Canal 13 estamos armando formatos nuevos que van a estar muy buenos. Mirtha Legrand está en Mar del Plata y después sigue. Estamos renovando y poniéndole cosas nuevas a Germán Paolosky para La mesa está lista. También al programa de Fabián Doman. En Telefe estamos armando algo para Mariano Iúdica que está buenísimo, la vuelta de Polémica en el bar, con lo que para mí implica por mi cariño eterno y agradecimiento a Gerardo Sofovich. Y estamos armando una ficción con Telefe que está buenísima...

—¿Vuelven a hacer ficción?

—Volvemos a hacer ficción, sí. Igual nosotros somos socios de Underground, ellos son los que dentro de lo que es el grupo Endemol mundial, son los socios argentinos de la parte de ficción. Pero la propuesta de Telefe junto con nosotros fue creciendo, es hacer una ficción basada en una locura que puede suceder en la casa de Gran hermano. Esa está también en proceso de grabación, con actores muy grosos.

—¿Te emociona todavía la televisión?

—Sí, a mí me encanta este desarrollo que hicieron acá, me encanta que me están mandando retweets y mensajes con cosas que pasan en este mismo estudio. Así que me parece que hay otras maneras hoy de llegar a la gente que no van en desmedro a la televisión. Creo que al revés, la gente está cada vez más ávida de en todo momento mirar algo divertido.

Agradecimiento: 
Romina Sala, Peinado y Maquillaje. TW: @RSimagensocial.

Ver más:

,

,

,

Comentá