163
163

"El arquitecto Corona me hizo un túnel bien chingón", dijo Guzmán Loera en 1987, durante una reunión en una de sus residencias, según una acusación del Departamento de Justicia de Estados Unidos a la que tuvieron acceso dos periodistas del diario mexicano El Universal.

El testigo principal del documento, de apellido Martínez, relató cómo Jesús Corona Verbera, "el arquitecto", era tan cercano a "El Chapo" que era el único al que él había visto tratarlo de tú. Su relación se había fraguado cuando Corona empezó a diseñar sistemas hidráulicos para ocultar cargamentos de droga, y sufrió un revés en mayo de 1990, el día en que el arquitecto se convirtió en prófugo de la justicia estadounidense.

El de 1987 es el primero de los túneles que se le conocen a "El Chapo" Guzmán. Desde esa fecha comenzó una dependencia que se mantiene hasta la actualidad. Los túneles le sirvieron para escaparse, para esconder y enviar drogas, para ocultarse en medio de allanamientos. De hecho, el capo narco se siente cómodo en las profundidades. En la recaptura de hoy, hay indicios de que habría intentado esconderse en las alcantarillas de Los Mochis, Sinaloa. De hecho, en las primeras imágenes tras su captura aparece con la ropa húmeda y sucia.

 EFE 163
EFE 163

En otro túnel, de principios de los años 90, bien iluminado y de unos 60 metros de longitud, se encontró un carro parecido a los que se usan en las minas, una escalera, un sistema de poleas, un elevador, un sistema de aire y una pipa para drenar agua.


 163
163

En los inicios de la década de 1990, antes de la primera detención de "El Chapo" en junio de 1993, el capo construyó una sofisticada red de túneles y casas de seguridad para exportar droga, especialmente cocaína, a Estados Unidos.

En los últimos 25 años la Patrulla Fronteriza de EEUU ha detectado unos 170 túneles, la mayoría pertenecientes al Cártel de Sinaloa, sobre todo en Arizona y California.

 163
163

LEA MÁS: