El ministro bonaerense de Seguridad, Cristian Ritondo Télam 162
El ministro bonaerense de Seguridad, Cristian Ritondo Télam 162

Después de que tres sicarios condenados por el triple crimen de la efedrina huyeron de la cárcel de General Alvear, funcionarios nacionales y bonaerenses acordaron trasladar a 10 peligrosos narcotraficantes alojados en penales de la provincia de Buenos Aires.

Irán a prisiones federales en la Patagonia, para dificultar la llegada de apoyo externo en caso de potenciales fugas, según publica La Nación.

Entre los presos trasladados está Mario Segovia, conocido como el "rey de la efedrina"

Recientemente, hubo dos movimientos sospechosos que levantaron sospechas en el Gobierno. Ambos fueron pedidos de poderosos narcos: Mario Segovia, conocido como el "rey de la efedrina", y César Cornejo Miranda, traficante de cocaína. Los dos pidieron ser atendidos en hospitales afuera de la prisión.

Entre los peligrosos narcotraficantes que serán trasladados hay integrantes de la banda de los Monos, una poderosa organización con base de operaciones en Rosario. También hay delincuentes que se dedicaron históricamente al robo automotor, pero en los últimos años comenzaron a vender drogas. Al momento de ser detenidos, todos integraban algún grupo delictivo dedicado al comercio de estupefacientes.

Los detalles del convenio fueron definidos entre el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la gobernadora María Eugenia Vidal

Los detalles del convenio fueron definidos entre el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la gobernadora María Eugenia Vidal. Para agilizar el traslado, el Servicio Penitenciario Bonaerense cursará pedidos a los jueces que entienden en cada causa. Fuentes del gobierno indicaron al diario que si los magistrados se niegan a firmar el traslado, serán responsabilizados en caso de una fuga.