Buscar en Infobae

Economía jueves 07 de enero 2016

Las bolsas europeas sufren fuertes bajas tras el nuevo desplome chino

Los índices de los mercados de Francia, Reino Unido, Alemania, España e Italia caen en un promedio que ronda el 1,5 por ciento. Wall Street también abrió en rojo. Shanghái debió suspender sus operaciones y cerró -7,04%

jueves 07 de enero 201605:10
La caída de la bolsa de Frankfurt en la apertura del 7 de enero de 2016
La caída de la bolsa de Frankfurt en la apertura del 7 de enero de 2016 Crédito: Reuters

Las bolsas europeas abrieron el jueves con importantes pérdidas, afectadas por el derrumbe de los mercados chinos, que cerraron prematuramente por segunda vez esta semana, así como por las nuevas caídas del precio del petróleo.

El índice FTSE 100 de Londres cayó 2,01%; el CAC 40 de París 1,68% y el DAX 30 de Frankfurt otro 2,34 por ciento. Por su lado, el IBEX 35 de Madrid retrocedió 1,55% mientras el FTSE de Milán perdía un 1,14 por ciento cerca del cierre de la sesión.

El pesimismo bursátil cruzó el Atlántico y Wall Street también abrió en rojo, con una pérdida del índice industrial Dow Jones del 1,14 por ciento. Mientras que el Nasdaq lo hizo con una caída del 2,12%, y el S&P 500 con un descenso del 1,13 por ciento.

LEA MÁS:

Embed

La cotización de las bolsas chinas volvió a ser suspendida este jueves poco después de la apertura, por pérdidas de más del 7% tras el anuncio oficial de la depreciación del yuan, la más importante desde agosto.

Se trata de la segunda vez esta semana que se activa este mecanismo que ya obligó el lunes a cerrar las bolsas de Shanghái y Shenzhen antes de tiempo.

Menos de media hora después de que empezara la sesión, el índice de Shanghái caía 7,32% (-245,95 puntos), hasta ubicarse en las 3.115,89 unidades.

Shenzhen perdía por su parte 8,35% (178,08 puntos), para quedar en las 1.955,88 unidades.

Por su lado, el índice principal Hang Seng Index de la Bolsa de Hong Kong perdió 3,09%, es decir, 647,47 puntos, para cerrar en 20.333,34 unidades.

bolsa de shanghai 2016 01 07 caida 1920 01.jpg
La Bolsa de Shanghái permaneció abierta durante menos de media hora este jueves, como consecuencia de haber caído más del 7 por ciento.


Preocupa el PIB

El hundimiento de las bolsas chinas coincide con la preocupación sobre el freno del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la segunda economía mundial, y el debilitamiento de su moneda, el yuan (llamado también renminbi).

El jueves, las autoridades redujeron el curso de referencia del yuan frente al dólar en 0,51%, hasta 6,5646 yuanes por dólar, la tasa más baja desde marzo de 2011.

Según Bloomberg News se trata de la caída más fuerte desde agosto, cuando Beijing decidió devaluar por sorpresa su moneda de casi un 5% en una semana.

El yuan está autorizado a fluctuar frente al dólar con un margen de más o menos 2% a partir de una tasa de referencia, definida por el banco central chino (PBOC).

Se trata de la octava devaluación decidida por las autoridades monetarias chinas, una medida que preocupa a los inversores. Aunque un yuan débil mejora la competitividad de los productos chinos en el exterior y encarece las importaciones.

"El mercado espera ahora que el yuan se devalúe a causa del freno de la economía", dijo a la AFP Claire Huang, una especialista en economía China de Société Générale.

El banco central chino prevé que el crecimiento en China en 2015 será del 6,9%, su nivel más bajo en los últimos 25 años.

yuan-1583-1.jpg
El yuan fue devaluado por octava vez por las autoridades monetarias chinas, en una medida que preocupa a los inversores.


Medida desesperada

Para intentar crear confianza entre los inversores, la comisión de regulación de los mercados financieros (CSRC) anunció el jueves la prórroga de la restricción de ventas a los accionistas que tengan más del 5% en una empresa cotizada.

Estos accionistas, que tras la caída espectacular de la bolsa a mediados de 2015 tenían prohibido vender, estarán autorizados a partir de ahora a vender el 1% de sus acciones cada tres meses.

El mecanismo que entró en vigor el lunes tiene el objetivo de frenar la volatilidad de las cotizaciones y evitar que se repita el hundimiento de 2015.

El lunes, las bolsas de Shanghái y Shenzhen ya habían cerrado antes de tiempo utilizando el nuevo mecanismo, que suspende la cotización del CSI300, que reúne los dos índices e incluye a grandes bancos y compañías petroleras estatales.

Si el índice pierde 5%, los mercados quedan suspendidos durante 15 minutos minutos pero si pierde 7% la suspensión es definitiva para toda la sesión.

En total, los mercados estuvieron este jueves abiertos menos de 15 minutos.

AFP

Comentarios