Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Economía miércoles 06 de enero 2016

El petróleo se hundió 6% y arrastró a todos los mercados mundiales

Juan Gasalla

Por: Juan Gasalla jgasalla@infobae.com

El barril de Texas terminó debajo de USD 34, en su piso de precios de los últimos siete años. El Brent del Mar del Norte cedió a niveles de 2004. El declive de las materias primas amenaza el crecimiento global en 2016

miércoles 06 de enero 201618:09
El precio del petróleo tuvo otra fuerte caída
El precio del petróleo tuvo otra fuerte caída Crédito:
Los mercados financieros internacionales operaron en zona negativa este miércoles, con el lastre de los precios del petróleo como principal fundamento bajista. El crudo intermedio de Texas (WTI) cayó un contundente 5,6% en Nueva York y cerró en USD 33,97 por barril, su nivel más bajo desde febrero de 2009, arrastrado por las tensiones geopolíticas y un nuevo aumento de las reservas de crudo en los Estados Unidos.

Al final de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo de referencia en los EEUU para entregar en febrero cayeron dos dólares, en su peor registro diario desde diciembre de 2008. Incluso, el barril WTI tocó un piso de cotizaciones de USD 33,77 en la media rueda neoyorquina.

Alberto Bernal, jefe global de Investigación de Mercado de XP Securities, consideró "difícil predecir un mundo financiero estable en el 2016 a menos que la 'matanza' que se está llevando a cabo en el sector energético sea contenida".

Del otro lado del Atlántico el escenario no fue mejor. Los contratos del barril de crudo Brent para febrero cerró en el mercado de futuros de Londres en USD 34,23, con un retroceso de 6% en la jornada, o 2,19 dólares.

El barril del petróleo del Mar del Norte cayó debajo de 35 dólares el barril por primera vez 11 años y medio. De hecho, sondeó los USD 34,14 durante la sesión, un registro que no se había visto desde el 30 de junio de 2004.

Un reporte de la agencia de inversiones Puente SA apuntó a los conflictos geopolíticos que contribuyeron a una profundización de la tendencia bajista de las materias primas: "La tensión política sigue creciendo a nivel internacional, ya que al conflicto entre Arabia e Irán se suma el hecho que Corea del Norte haya anunciado que llevó adelante pruebas de la bomba de hidrógeno. La noticia tuvo impacto en la aversión al riesgo a nivel global, llevando a la tasa de los bonos del Tesoro estadounidense a operar por debajo del 2,2% y al oro a mostrar ganancias cercanas al 1%, activos de refugio por excelencia".

La escalada en la disputa entre los gobiernos de Arabia Saudí e Irán es un obstáculo para que la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) alcance algún acuerdo sobre los suministros internacionales, pues la sobreoferta es el principal motivo que el que los precios del crudo se redujeron 68% desde los USD 105 por barril de mediados de 2014, apenas un año y medio atrás.

También afectaron a los negocios un aumento mayor de lo esperado de las reservas estadounidenses de productos derivados de los hidrocarburos y las turbulencias en China, segundo consumidor y principal importador de crudo del mundo. "Continúan las malas noticias desde China, donde se dio a conocer que el sector de servicios mostró una tasa de crecimiento que fue la más débil de los últimos 17 meses, incrementando los temores sobre la capacidad del gigante asiático de mantener su ritmo de crecimiento", añadió Puente SA.

El precio del petróleo se desplomó 68% en apenas 18 meses

Este miércoles el Departamento de Energía de los EEUU informó que las existencias de petróleo bajaron la semana pasada en 5,1 millones de barriles, hasta los 482,3 millones, pero esas reservas se sostienen niveles máximos en ocho décadas. A la vez hubo una sorpresiva mejora en los inventarios estadounidenses de combustibles para calefacción y gasoil, productos muy demandados en el invierno boreal.

La concentración de datos negativos en las últimas horas arrastró los precios de todos los centros financieros. Wall Street cerró con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 1,5%, a 16.906 unidades. Europa fue un tendal de números rojos en Londres (-1%), Fráncfort (-0,9%), Madrid (-1,5%) y Milán (-2,7%). En América Latina sobresalieron las caídas del Bovespa de San Pablo (-1,5%), el Merval de Buenos Aires (-0,9%) y el IPC de México (-0,8%).


Dólar fuerte y commodities débiles


Los precios de las materias primas, entre las que sobresale el crudo, no pueden escapar del andarivel bajista que tiene como contracara la apreciación del dólar norteamericano, puesto en marcha el proceso de incremento gradual de las tasas de interés dispuesto por la Reserva Federal.

Un dólar que se revalúa inclina a la baja a las cotizaciones de las materias primas en dicha moneda, lo que agrega un problema extra a las economías de los países emergentes, que se nutren de los ingresos de sus exportaciones de commodities.

Alberto Bernal de XP Securities explicó que "el mayor desafío en la economía mundial en 2016 es la divergencia en las potencias. Estados Unidos va a seguir ajustando su política monetaria, aunque sea gradualmente, mientras que China, Japón y Europa probablemente sigan con los ajustes de los bancos centrales. La gran pregunta que se presenta es: ¿puede seguir siendo Estados Unidos la única fuente de noticias positivas económicas en el 2016?".

"El sector petrolero no está bendecido por los mercados, cae, no importan las explicaciones, técnicamente todavía sigue en tendencia de baja", señaló el analista Jorge Fedio, de Clave Bursátil. Este declive impacta en las acciones petroleras e industrias vinculadas a la producción de energía. En Wall Street los títulos de la petrolera argentina YPF restaron 5%, a USD 14,93, la siderúrgica Tenaris perdió 3,9%, mientras que Petrobras Brasil resignó 5,3%, a 3,96 dólares.

Jorge Fedio señaló que la crisis política y económica en Brasil debilita aún más el valor de las acciones de la empresa más grande de América Latina. "Petrobras Brasil no puede subir, se frustran cada uno de los intentos. Muy sometida al precio del petróleo internacional, a la crisis interna del petrolão, como también de la crisis de Brasil. Acusa cuantiosas pérdidas en sus resultados. A Brasil Fitch la califica en baja, ya le quitaron el 'grado de inversión' y a Dilma Rousseff le inician el impeachment, el juicio de destitución. Con semejante escenario y contexto las chances de 'reversión' se postergan, ahora vuelve a los mínimos y nos obliga al wait and see".

Comentá