Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Economía miércoles 06 de enero 2016

La deuda de Argentina con Bolivia por compra de gas se redujo a USD 202 millones

El presidente de la petrolera boliviana YPFB, Guillermo Achá, confirmó que el Gobierno argentino hizo un depósito para completar un pago total de USD 100 millones que permitió reducir un tercio el pasivo

miércoles 06 de enero 201613:54
Crédito: Telam
La deuda de Argentina con Bolivia por la compra de gas natural se redujo a 202 millones de dólares y será saldada por completo en los primeros tres meses del año, informó el presidente de la petrolera boliviana YPFB, Guillermo Achá.

El funcionario hizo esas declaraciones a la radio estatal boliviana, tras haber participado el martes en una reunión con autoridades del Gobierno argentino en Buenos Aires.

"Enarsa estará honrando su deuda hasta el mes de marzo, de los 202 millones de dólares que quedarían como saldo", apuntó Achá sobre el compromiso de esa empresa estatal argentina.

Achá explicó que Argentina hizo el martes un depósito para completar un pago total de 100 millones de dólares, lo que permitió reducir en un tercio el adeudo cifrado en diciembre en 300 millones.

Además, dijo que el ministro argentino de Energía y Minas, Juan José Aranguren, y el presidente de Energía Argentina Sociedad Anónima (Enarsa), Hugo Balboa, manifestaron "su total interés en seguir trabajando de la manera estrecha, más coordinada, operativa y comercialmente" sobre el comercio del gas.

Bolivia exporta unos 16 millones de metros cúbicos diarios de gas natural a Argentina a unos 5 dólares por millón de Unidades Térmicas Británicas (BTU), la mitad de lo que se pagaba antes de la caída de la cotización del petróleo en el mercado internacional.

En la reunión en Buenos Aires también participó el presidente de la Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia, Eduardo Paz.

Ambos países comenzaron a negociar el año pasado la posible exportación boliviana de 440 megavatios de energía eléctrica y la cooperación en materia de medicina nuclear.

EFE

Comentá