163
163

Marco Materazzi protagonizó junto a Zinedine Zidane uno de los momentos más recordados de la historia de los mundiales. El cabezazo del francés al pecho del defensor quedará marcado para siempre en la memoria de todos los amantes del fútbol, por la situación, el momento y los protagonistas.

Sin embrago, el italiano le no guarda rencor al flamante entrenador del Real Madrid y le deseó suerte en esta nueva etapa al frente de uno de los clubes más importantes del planeta, aunque advirtió que no le será sencillo.

"En el vestuario puede usar su personalidad y el hecho de haber trabajado con muchos de esos jugadores con buen ambiente. Pero no lo tendrá fácil", aseguró el ahora futbolista de la liga india, quien además entiende el desgaste que genera estar sentado en el banco de suplentes del Real Madrid: "Los aficionados son exigentes y no les alcanza sólo con ganar 1-0".

 163
163

Por otra parte, el jugador de 42 años, que a su vez cumple el rol de entrenador en el Chennaiyin FC, criticó duramente a Rafael Benítez, con quien compartió vestuario en el Inter de Italia durante algo más de 6 meses en 2010.

Según Materazzi, el español siempre tuvo conflictos con los referentes del plantel y eso provoca que pierda el control del vestuario: "Puedes ser el mejor del mundo, pero no llegarás lejos si no tienes empatía con los jugadores, si no tienes relación con los que más personalidad tienen y si no están a tu lado los que no juegan", contó en dialogo con La Gazzetta dello Sport.

 163
163

El ex entrenador del Liverpool ya había perdido el respeto de varios futbolistas en el Real Madrid y lo mismo le pasó en su corto paso por el Inter: "Es una película que ya he visto antes. En su primer día en el Inter, se puso a hablar con Zanetti, Cambiasso y Córdoba pero no cruzó ni palabra con Chivu. La excusa del idioma fue muy débil" y agregó: "Siempre tiene los mismos problemas".

Con respecto a la etapa que compartieron juntos, Materazzi había revelado hace unas semanas que "Benítez tenía miedo hasta de su propia sombra, estaba celoso de Mourinho", en aquel entonces, el portugués había ganado la Champions League con el club italiano y se había ido al Real Madrid.

LEA MÁS: