Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política martes 05 de enero 2016

Alerta en el gobierno nacional por temor a nuevas fugas

Martín Angulo

Por: Martín Angulo mangulo@infobae.com

Dos presos por narcotráfico hicieron un pedido que encendió las alarmas. Reforzaron la custodia y el monitoreo. Harán un relevamiento sobre los detenidos con mayores posibilidades de evadirse

martes 05 de enero 201608:29
Emiliano Blanco, titular del Servicio Penitenciario Federal, quien reforzó los controles ante un inesperado pedido de Segovia, el rey de la efedrina.
Emiliano Blanco, titular del Servicio Penitenciario Federal, quien reforzó los controles ante un inesperado pedido de Segovia, "el rey de la efedrina". Crédito:
La fuga de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y de Víctor Schillaci no solo puso en alerta al gobierno de la provincia de Buenos Aires, sino también al Nacional.

Un hecho encendió la alarma. Fue el pedido que hizo uno de los presos por narcotráfico más conocidos y peligrosos: Mario Segovia, el llamado "rey de la efedrina", detenido en la cárcel federal de Ezeiza en donde cumple dos condenas a 14 y nueve años de prisión por el tráfico de esa sustancia.
Segovia pidió el domingo autorización para ser atendido en un hospital público –fuera de la cárcel– por una dolencia.

Lo mismo solicitó el mexicano César Cornejo Miranda, alias "Chacito", detenido por el tráfico a su país de cocaína líquida ocultada en transformadores eléctricos. "Chacito" fue detenido en abril pasado en un departamento de Belgrano cuando se resistió a los tiros e hirió a un gendarme.

El prontuario de ambos presos y los pedidos para salir de prisión no pasaron desapercibidos para las autoridades del Servicio Penitenciario Federal (SPF), sumado al contexto de shock que viven por la fuga de los Lanatta y Schillaci, condenados a prisión perpetua por el crimen de General Rodríguez, un caso vinculado al tráfico de efedrina.

El titular del SPF, Emiliano Blanco, se comunicó con el subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia, Juan Mahiques, primer funcionario político de quien dependen las cárceles federales.

Si bien la autorización para que Segovia y Cornejo Miranda salgan de la cárcel debe ser dada por la Justicia, Blanco y Mahiques acordaron reforzar la seguridad sobre ambos presos.

Dispusieron que tengan más personal penitenciario como custodia y que se amplíe el monitoreo de las cámaras de seguridad que los controlan en la cárcel de Ezeiza. También que haya un operativo especial de traslado y custodia si son autorizados a salir de la unidad.

No fue la única medida. También comenzaron a hacer un relevamiento sobre los que consideran como los presos más conflictivos y con mayores posibilidades de fugarse de un penal. Todas las miradas van a apuntar sobre las personas detenidas por causas de narcotráfico, que son quienes pueden tener una mayor logística y organización fuera de la cárcel para evadirse.

Comentá