Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política lunes 04 de enero 2016

Cómo es el conglomerado de abogados alrededor de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci

Federico Mayol

Por: Federico Mayol fmayol@infobae.com

Quiénes son los letrados que defienden a los tres fugados del penal de General Alvear. El rol de los familiares y la estrategia de "ganar tiempo" que engañó a las autoridades bonaerenses

lunes 04 de enero 201616:32
Martín Lanatta, Víctor Schillaci y Christian Lanatta
Martín Lanatta, Víctor Schillaci y Christian Lanatta Crédito:
La confusa y peligrosa trama en torno a la fuga de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y de Víctor Schillaci se completa con un conglomerado de abogados que desde la huida de los reclusos del penal bonaerense de máxima seguridad de General Alvear, en la madrugada del último domingo 27 de diciembre, se expuso en los medios como la otra pata del caso. Aunque algunos optaron por el bajo perfil.


En el caso de los hermanos Lanatta y de Schillaci, los defensores son Humberto Próspero y María Elizabeth Gasaro, respectivamente. Tomaron a los tres condenados a reclusión perpetua en diciembre pasado. En realidad, Próspero y Gasaro son la cara visible del estudio de Héctor Luis Yrimia: según confirmaron a Infobae en su entorno, el ex juez es quien está detrás de la defensa de los prófugos.

Yrimia, con nexos con la Inteligencia nacional e internacional, visitó a Schillaci en el penal de Alvear hace más de un mes. Había sido contratado para revisar su condena, al igual que la de los Lanatta. En ambos, el ex juez designó a dos abogados de su estudio que tenían credenciales en la provincia de Buenos Aires. Yrimia había sido incluido por el ex fiscal Alberto Nisman en la denuncia presentada en el verano pasado contra la ex presidenta y funcionarios del kirchnerismo por el supuesto encubrimiento a Irán en el marco de la causa AMIA.

En cuanto a Víctor Schillaci, Gasaro debería compartir la defensa con Omar Daer, histórico abogado del prófugo en el expediente en el que se investigó y se juzgó a los reclusos por los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. Según aseguró Gasaro a Infobae, una de las hipótesis de la fuga es que haya sido orquestada por terceros para que los reos "callen algo". "Pensaban aportar más datos para esclarecer", explicó.

Héctor Luis Yrimia 1920
Héctor Luis Yrimia

Otro de los abogados, y uno de los primeros que se presentó en los medios como abogado de familiares de los Schillaci, es Hugo Icazati. Se expuso como uno de los mediadores entre los fugados y las autoridades del Ministerio de Seguridad bonaerense y la Policía bonaerense. Fuentes de la investigación confían en que algunos de los defensores vinculados a la trama lo único que buscaron desde el principio fue ganar tiempo para favorecer a la huida de los tres asesinos. "Pecamos de verdes", explicaron.

En el caso de Marcelo Schillaci, el cuarto de los condenados por los asesinatos de Forza, Ferrón y Bina, su defensor es Javier Raidan, un penalista de la zona sur del Gran Buenos Aires con múltiples contactos políticos. Raidan, que también había asistido a Víctor Schillaci años atrás por otras causas, volvió a pedir el martes pasado, ante los tribunales de alzada de Mercedes, el arresto domiciliario de su defendido, aquejado por una dura hepatitis C que ya le impide caminar. El incidente de salud del reo tiene ya seis cuerpos. El hermano del fugado pasó de la unidad carcelaria 22 de Olmos en la que estaba internado –especialmente preparada para reclusos con problemas de salud al otro complejo de Olmos: fue alojado en un piso común y no en el pabellón de Sanidad, el mismo desde el cual los tres convictos se fugaron de la cárcel de Alvear.

Raidan tiene además otros vínculos con el caso: conoce desde hace años a José Luis Salerno, el ex policía que involucró a Aníbal Fernández en el programa "Periodismo Para Todos" y que luego relativizó sus dichos en la Justicia de Mercedes. Y fue tanteado para defender por estas horas a Marcelo Melnyk, el "Faraón", el primer detenido en los allanamientos tras la fuga. El penalista había defendido a Melnyk, pizzero de la localidad de Quilmes, desde hace tiempo.

Comentá