Télam 162
Télam 162

Pasan las horas y aún no hay una resolución cercana para la fuga de los tres condenados por el triple crimen vinculado al tráfico de efedrina, que ocurrió el 7 de agosto de 2008.

Según la Justicia, cometieron los homicidios porque Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35) ponían en riesgo el negocio del narcotráfico que manejaban Martín Lanatta e Ibar Esteban Pérez Corradi, el autor intelectual de la masacre que nunca pudo ser detenido.

María Elizabeth Gasaro, abogada del prófugo Víctor Schillaci habló con Infobae: "Estamos ante una situación muy grave. Víctor Schillaci tiene miedo de aparecer muerto. Una de las posibilidades que analizamos es que los sacaron del penal para que callen algo. Es muy difícil escaparse, es una fuga sin un plan armado, sin un destino".

También contó que antes de fugarse los tres condenados "querían aportar más información para esclarecer el triple crimen". Al tiempo que denunció que se presentó en la Unidad 30 del Servicio Penitenciario Bonaerense días antes del escape y que en tres oportunidades no la dejaron entrar.