Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Economía sábado 02 de enero 2016

Pronostican que las empresas contratarán más personal este año

Es por las expectativas de rentabilidad que genera el nuevo gobierno. Sin embargo, algunos analistas sostienen que habrá recesión durante los primeros seis meses y retrocederá el consumo

sábado 02 de enero 201615:49
Las empresas son optimistas en que habría una mayor oferta de empleo durante los meses de verano. 
Las empresas son optimistas en que habría una mayor oferta de empleo durante los meses de verano.  Crédito: Shutterstock
Tras la asunción de Mauricio Macri, empiezan a observarse cambios en las tendencias de la economía. Durante el primer trimestre del año, las empresas estiman que contratarán más empleados en comparación con el mismo período del año pasado.

La proyección se desprende de dos encuestas realizadas por consultoras especializadas en materia de empleo. Los informes arrojaron que la expectativa de contratación neta de personal creció un 8 por ciento, informó el diario La Nación. Es decir, aquellas compañías que tienen pensado en sumar trabajadores a sus plantillas superan en ese porcentaje a las que aplicarán recortes.

Si bien las encuestas expresan el "humor" empresario, lo cierto es que las proyecciones deben tomarse con cautela. En el sector privado hay incertidumbre si habrá mayor conflictividad social y laboral este año, una variable que suele mirarse a la hora de invertir.

En este contexto, se espera que la devaluación, junto a otras medidas como el ajuste tarifario en luz y gas, tengan un impacto negativo en el poder de compra de los asalariados, lo que inaugura un contexto de duras negociaciones con el sindicalismo.

Aún con este panorama, por ahora las empresas ven con buenos ojos incorporar más trabajadores. Una encuesta elaborada por el grupo Manpower sobre una muestra de 800 empleadores arrojó que el 13% de los consultados estima que habrá un aumento de la plantilla del personal en los primeros tres meses del año. El 5%, en cambio, opinó que habrá recortes mientras que el 74% no prevé cambio alguno.

Por lo tanto, el relevamiento permite inferir que hay una expectativa neta positiva del empleo del orden del 8 por ciento. La proyección supera en 2 puntos porcentuales cuando se las compara con el trimestre anterior, y en 5 punto si se lo evalúa interanualmente.

Antes del ballotage, un sondeo de SEL Consultores había arrojado la misma conclusión: ganara quien ganara la Presidencia, el cambio de Gobierno traería una mejora en las intenciones de empleo. La encuesta, realizada a 150 compañías líderes del país, puso de manifiesto que el 16% ampliaría la dotación de personal en el primer trimestre, mientras que el 10% afirmaba que se iba a reducir. El 74% restante señalaba que mantendría la plantilla actual.

En estos días, el relevamiento de SEL sobre las empresas se actualizó con la siguiente pregunta: "¿Cómo creen que el cambio de signo político va a impactar en la generación de nuevos trabajos y en la rentabilidad del negocio?". Una de cada tres compañías (un 35%) informó que el cambio de signo generará más trabajo. El 58% dijo que no tendrá impacto y un 7% indicó que el cambio será negativo. Sobre las ganancias, el 58% de los encuestados dijo que mejorará.

En cuanto a los sectores más dinámicos, Manpower señaló que los mayores subas interanuales de expectativas de empleo aparecen en los rubros de la construcción, el comercio, los transportes, el agro y los sectores públicos.

Una macroeconomía incierta


Mientras a nivel micro las empresas son optimistas, los analistas económicos esperan que haya un primer semestre de recesión y de menor consumo, que recién podría repuntar en la segunda parte de 2016.

"La caída del nivel de actividad podría ubicarse en el 1,8%, con un consumo cayendo por la caída en el salario real, y una inversión subiendo al triple", señaló el último informe del Estudio Bein. El motor de la economía vendría por el lado del campo y de los sectores ligados a la infraestructura, que sería financiada con deuda externa.

Fausto Spotorno, de OFJ, afirmó al diario Perfil que "el crecimiento está muy jugado este año, sobre todo hasta julio". Las proyecciones apuntan a una contracción cercana a 2% en el primer semestre, mientras que habrá un leve repunte en el segundo, que podría empatar el paso atrás inicial.

Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina, subrayó que "la atención deberá estar puesta en qué pasará con los salarios y las tarifas. El resultado de la puja distributiva va a definir el recorrido del segundo trimestre y del resto del año".

Comentá