AFP 163
AFP 163

La alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que aglutina a las fuerzas contrarias al gobierno del presidente Nicolás Maduro, acusó al Supremo de estar al servicio de éste, por lo que se declaró en rebeldía frente a su decisión, aún en proceso de elaboración.

Están pendientes otras sentencias del Supremo sobre otros cuatro recursos de impugnación

de resultados que el alto tribunal decidió admitir a trámite.



La MUD tildó de ridículas estas impugnaciones y confirmó que sus 112 parlamentarios opositores

electos, dos tercios del Parlamento, asumirán sus respectivos escaños el 5 de enero, como está previsto, junto a los 55 ganadores chavistas.



Para ello, el partido del ex candidato presidencial

Henrique Capriles demandó a la Fuerza Armada que neutralice a los llamados "colectivos" afines a Maduro, que "están convocando a tomar" la unicameral Asamblea Nacional

para "impedir" la instalación del Legislativo "en franca rebelión" contra resultado electoral, denunció.



Los militares deben "defender" el resultado electoral del 6 de diciembre porque expresa "una orden clara y legal que las ramas del poder público, la ciudadanía y las Fuerzas Armadas deben acatar y defender", demandó el titular del partido Primero Justicia de Capriles, Julio Borges.



El mensaje de Borges, que Capriles avaló al reproducirlo en su cuenta en la red social Twitter, alertó a los efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de que "el pueblo soberano está atento y sigue cada paso que dan".