Buscar en Infobae

Economía miércoles 30 de diciembre 2015

Christine Lagarde, presidente del FMI: "El crecimiento en 2016 será decepcionante y desigual"

La funcionaria detalló que cuatro factores la llevan a ser pesimista para el nuevo año: la ralentización de China, el precio del crudo, el sistema financiero débil y las suba tasas de interés en EEUU

miércoles 30 de diciembre 201507:06
Christine Lagarde, presidente del Fondo monetario Internacional
Christine Lagarde, presidente del Fondo monetario Internacional Crédito: AFP

El crecimiento económico mundial será "decepcionante y desigual" en 2016, previene en una columna de opinión publicada en Alemania la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, que se muestra preocupada por los efectos de la subida de las tasas de interés en EEUU.

El alza de esos tipos, la ralentización china, la persistente fragilidad del sistema financiero en muchos países y los problemas de los países productores de crudo frente a la caída de los precios "significa que el crecimiento en 2016 será decepcionante y desigual", explica Lagarde en una columna publicada el miércoles en el diario económico Handelsblatt.

Según Lagarde, el envejecimiento de la población genera malas perspectivas a mediano plazo

"Y las perspectivas a medio plazo se ensombrecieron también, porque la débil productividad, el envejecimiento de la población y los efectos de la crisis financiera mundial frenan el crecimiento", prosigue.

Para Lagarde, la Reserva Federal estadounidense, que elevó este mes por primera vez en casi una década los tipos de interés, hace frente a un "ejercicio de equilibrismo: normalizar las tasas de interés y al mismo tiempo excluir el riesgo de disfuncionamientos en los mercados financieros".

"Un dólar fuerte podrían conducir a la suspensión de pagos por parte de empresas"

Aunque "los países están mejor preparados que antaño", "me preocupa su capacidad para superar los efectos" de las medidas de política monetaria sobre los mercados, explica la responsable del Fondo Monetario Internacional.

"Muchos países se endeudaron, en buena parte en dólares", detalla Lagarde. "Unas tasas al alza y un dólar más fuerte podrían conducir a la suspensión de pagos por parte de empresas y propagarse peligrosamente a bancos y Estados", advierte.

LEA MÁS:


Embed


Ver más:

,

,

Comentarios