Infobae 162
Infobae 162
 Presidencia de la Nación 162
Presidencia de la Nación 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

En su nuevo rol de diputado nacional, Máximo Kirchner empezó a mostrarse con más frecuencia. Tras haber dado la semana pasada su primera entrevista en meses, este lunes el líder de La Cámpora volvió a hablar para advertir que su madre es aún la conductora del peronismo.


"A mi entender, el espacio lo conduce Cristina Kirchner. Esto se vio el 9 (de diciembre) en el acto que realizó en Plaza de Mayo", dijo, en diálogo con el periodista Luciano Galende en Radio Nacional.


El hijo de Néstor y Cristina Kirchner reconoció que hoy hay varios nombres que suenan para conducir al Partido Justicialista (PJ), como pueden ser Daniel Scioli, el salteño Juan Manuel Urtubey o incluso el chaqueño Jorge Capitanich, pero advirtió: "Para conducir al peronismo hay que trascender. Si no, va a nacer un peronismo chiquito. Lo que hay que hacer es un Frente para la Victoria grande que incorpore muchas más visiones, que sea incluyente y policlasista. Si no, vamos a terminar como un partido chiquitito, que es lo que necesita este gobierno".


"Ellos tendrán que decirle a la gente por qué decían una cosa y ahora hacen otra"

"Creo que tienen que hacer la lectura correcta de la plaza del 9. Cuando hablamos de territorio, la plaza del 9 expresa territorio y estructura. El peronismo irá encontrando el modo y el modo de reorganizarse", indicó.

Cuando se habla del Frente para la Victoria, muchas veces la primera imagen que viene a la mente es la de los dirigentes de La Cámpora que lograron copar numerosos puestos en el Estado. Máximo Kirchner negó que esa sea la realidad. "Cuando uno ve la conformación del gobierno de Cristina, se da cuenta de que estaban todos (los sectores) representados. Cuando ves la plaza (del 9 de diciembre) te das cuenta que el kirchnerismo es muy heterogéneo en su composición y cada vez más homogéneo en su acción".


Por primera vez en su historia, el kirchnerismo deberá ocupar el rol de oposición por cuatro años. Todavía acomodándose al puesto, Máximo Kirchner reconoció que deben hacer autocrítica, pero extendió ese deber también al nuevo gobierno: "Así como nosotros debemos comprender la elección, ellos también deben comprender cómo se votó en muchísimas provincias argentinas".


"Hay dinámicas y hay que saber comprenderlas. Si van por el camino del no respeto del 49% que está movilizado creo que van a tener dificultades políticas innecesarias. Lo interesante que se plantea es que haya un debate serio. Hay que debatir, discutir y ellos tendrán que decirle a la gente que decían una cosa y ahora hacen otra", apuntó. Sus palabras se referían especialmente a las críticas que la oposición realizaba por la falta de institucionalidad del kirchnerismo cuando ahora Mauricio Macri utiliza Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) para gobernar.