Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El presidente Mauricio Macri se trasladó desde la Casa Rosada hasta la Catedral Metropolitana junto a su gabinete para participar de una invocación interreligiosa. El jefe de Estado y sus funcionarios caminaron desde la sede gubernamental hasta el templo católico por la calle Rivadavia.


Los funcionarios fueron escoltados en el último tramo por efectivos del Regimiento de Granaderos y recibidos allí con los acordes de la Marcha de San Lorenzo.


La ceremonia de invocación religiosa con motivo de la asunción de su mandato presidencial estuvo a cargo del arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Poli, y y referentes de otros credos.

 Presidencia de la Nacion 162
Presidencia de la Nacion 162

Durante la celebración, al leer una oración junto con todos los presentes, Macri se pronunció a favor del "diálogo" y de renovar "nuestra esperanza y nuestra confianza para que podamos consolidar con fe y firmeza una nación comprometida con la verdad y la justicia".


También se expresó a favor de actuar contra los "flagelos que afligen a los más vulnerables y desprotegidos" y que "las decisiones promuevan el bienestar general" por sobre los intereses particulares.

La oración abogó por "un crecimiento equitativo" y por ser "capaces de construir una patria más inclusiva y solidaria, con igualdad de oportunidades y un futuro mejor para todos".

La celebración incluyó la participación de distintos credos; entre ellos un representante ortodoxo, un rabino, un sheij, un anglicano y un pastor evangélico.