Reuters 163
Reuters 163

Gates ha prometido desembolsar 2.000 millones de dólares de su riqueza personal durante el próximo lustro para tratar de "doblar la curva" en el cambio climático, según afirmó el célebre empresario estadounidense.

El segundo hombre más rico del mundo, según el último informe de la revista Forbes, y un grupo de países en desarrollo y desarrollados acordarán duplicar sus presupuestos para la investigación y desarrollo para impulsar su despliegue de energía "limpia" y trabajar en forma colaborativa.

LEA MÁS:

El ambicioso plan fue revelado por GreenWire, una publicación sobre energía y clima, citando a funcionarios gubernamentales y empresariales familiarizados con el acuerdo.

El acceso a la tecnología de energía "limpia" jugará un papel clave en un acuerdo global para combatir el cambio climático. Más de 150 países comenzaron este lunes a negociar un nuevo pacto en París, en un encuentro que se extenderá hasta el próximo 11 de diciembre.

Gates se reunirá con el primer ministro indio, Narendra Modi; con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama; y con el mandatario de Francia, François Hollande, para anunciar la Iniciativa Cleantech en un evento secundario el día de la apertura de la cumbre climática de dos semanas, según una agenda de la cumbre publicada el viernes pasado por el gobierno francés.

Para la India, el tercer mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, el acceso a la tecnología de energía "limpia" está en el corazón de su estrategia nacional para combatir el cambio climático.

"Con el involucramiento de personas como él (Gates), existe una posibilidad real de que haya asociaciones del sector privado por el lado de la tecnología", comentó un portavoz de Modi después de una reunión del 29 de septiembre.

 AFP 163
AFP 163

Objetivos y riesgos

Más de 150 líderes mundiales inauguraron este lunes en París la Cumbre sobre el Clima (COP21), la reunión medioambiental que mayor número de mandatarios ha convocado hasta el momento.

El objetivo principal del cónclave es lograr un acuerdo para luchar contra el impacto del cambio climático, y en particular para impedir que la temperatura promedio del planeta suba más de 2ºC respecto a la era preindustrial.

Por encima de ese límite, la Tierra sufrirá consecuencias catastróficas que volverían inhabitables a muchas regiones de un mundo superpoblado: ciclones, sequías, subida del nivel de los océanos, caída de rendimientos agrícolas y extinción de especies, entre otros riesgos.

Según las Naciones Unidas (ONU), los eventos extremos que comenzó a generar el cambio climático ya se cobraron

600.000 vidas

en las

últimas dos décadas,

una media de 30.000 al año, y dejaron más de 4.100 millones de damnificados.


 AP 163
AP 163