AFP 163
AFP 163

En una declaración en la residencia oficial de Downing Street, David Cameron afirmó que no hay "certeza" de que haya sido un artefacto explosivo, pero parece cada vez "más probable" que lo fuera.

El jefe del Gobierno, que este jueves se reúne con el presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sisi, consideró vital garantizar la seguridad de los ciudadanos británicos que están varados en la ciudad egipcia.

Se estima que unos 20.000 ciudadanos del Reino Unido están en Sharm el Sheij a la espera de ser repatriados, después de que el Gobierno británico decidiera el miércoles suspender los vuelos porque la información de inteligencia apunta a que el avión, que volaba hacia San Petersburgo, fue derribado por un artefacto explosivo.


"Llevará un tiempo antes de que podamos sacar a la gente de Egipto", dijo Cameron

El primer ministro expresó su solidaridad con las autoridades egipcias y admitió que entendía el malestar que la decisión pudiera causar pues afecta a la industria turística de Egipto, pero recalcó que "la seguridad de los británicos tiene prioridad".

Cameron hizo estas afirmaciones después de presidir una reunión del comité de emergencia Cobra, formado por los principales ministros del Gobierno, para evaluar la situación y decidir la forma en que se repatriará a los nacionales británicos.


Agregó que hablará de este asunto cuando se reúna en Downing Street con Al Sisi, quien llegó anoche a Londres para una visita oficial de tres días al Reino Unido.


El Gobierno envió anoche a Sham el Sheij a un equipo de expertos para evaluar las medidas de seguridad en el aeropuerto.


Cameron Sisi Gran Bretaña Egipto 1920 1
El presidente de Egipto llegó anoche a Londres para una visita oficial de tres días al Reino Unido

El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, dijo este jueves que el Gobierno trabaja con las autoridades egipcias y las aerolíneas para introducir medidas especiales de seguridad, a fin de asegurar el retorno seguro de los ciudadanos del Reino Unido.

La rama egipcia del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) ha insistido en su reivindicación del derribo del avión ruso
, aunque no ha ofrecido detalles sobre esa supuesta operación.

Las investigaciones para determinar las causas del siniestro continúan en marcha.