Télam 162
Télam 162

La decisión del Ministerio del Interior y Transporte fue publicada la semana pasada en el Boletín Oficial, en la que estableció que en 30 días hábiles debe dejar de ofrecer a los usuarios el sistema de pago con monedas. Desde la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros confirmaron que será partir del jueves 10 de diciembre.


Desde 2009, cuando se instrumentó el uso de esta tarjeta, se puede utilizar cualquier medio para abonar el viaje. Quienes emplean la SUBE cuentan con descuentos en el precio de los pasajes. Quienes pagan con monedas deben pagar el doble del boleto subsidiado. Hoy el boleto mínimo cuesta $3, pero si se abona con monedas sale 6 pesos.


Según la cartera que comanda Florencio Randazzo, en el 98% de los viajes en colectivo ya se usa el plástico y estiman que los únicos que no tienen la tarjeta son las personas que ocasionalmente viajan y los turistas. El sistema de boleto electrónico nació como respuesta a la falta de monedas.

Según el Banco Central, hoy hay más de 8.000 millones de monedas en circulación, lo que supone un 60% más que en 2008. De esa cantidad, casi 4.400 son monedas de un peso y 5 y 10 centavos, que ya casi no se usan por efecto de la inflación. Asimismo, aclararon que en los trenes se podrá pagar con billetes y monedas, al igual que en el subte, donde también se puede pagar con el sistema Monedero.

A fines del año pasado el Gobierno anunció que replicaría el Sistema en las ciudades capitales de todas las provincias, así como en los municipios que tengan más de 200.000 habitantes. En algunos lugares su utilización se concretó, como los casos de Mar del Plata y Bariloche, pero en líneas generales, la implementación continúa demorada.


Con el objetivo de facilitar a las provincias la extensión del sistema, en la resolución publicada la semana pasada, la Secretaría de Transporte anunció también que reconocerá la suma de $ 31.020 por cada máquina validadora que haya sido instalada e inspeccionada en las distintas unidades.