163
163

"La industria tabacalera apunta a los niños con sus estrategias publicitarias en los puntos de venta". La definición surge de una investigación realizada por un grupo de ONG en 14 países de América Latina, donde cada año mueren más de 370 mil personas por enfermedades que provoca el consumo de tabaco. Los autores están realizando la campaña #AltoALasTabacaleras, que incluye la recolección de firmas para promover la prohibición absoluta de publicidad.

Ninguna industria en el mundo gasta tanto en exhibidores en los quioscos y puntos de venta como la industria tabacalera. La inversión es tal, que en los Estados Unidos, el 90% del presupuesto destinado al marketing se coloca en los comercios minoristas. Según la prestigiosa experta brasileña Regina Blessa, "las empresas de tabaco gastan en merchandising, promociones y descuentos de precios para mayoristas y minoristas más de lo que gastan en forma conjunta los mercados de fast food, gaseosas y alcohol".

El objetivo son los niños y los adolescentes. La meta no sólo surge de los propios documentos internos de la industria tabacalera divulgados durante los juicios que en los 90 se hicieron en los Estados Unidos, sino que es un reflejo de la realidad. Por un lado, la mitad de los clientes de la industria tabacalera mueren por fumar. Por otro, más del 80% de los fumadores cayeron en las garras del tabaco antes de los 18 años. Por ende, la industria necesita captar menores de edad para perpetuar su negocio.

Un lugar fundamental para hacer marketing son los puntos de venta, ya que algunas legislaciones, como la argentina o la mexicana, los excluyen de la prohibición de publicidad, y en los países donde está prohibida, aprovechan la exhibición de sus productos para eludir las restricciones legales. Con esa estrategia se naturaliza el consumo, se favorece la identificación de marcas, se promueven las recaídas de los ex fumadores y, lo más importante, se fomenta la iniciación.

En Argentina, un relevamiento reciente arrojó que el 68% de los quioscos porteño y el 91% de los de Córdoba "exhiben paquetes de cigarrillos en grandes marquesinas iluminadas, con colores llamativos, en packaging con diseños atractivos y cigarrillos saborizados". A su vez, tres de cada cuatro locales no cumplen con las restricciones legales, como la prohibición de que los carteles se vean desde la calle o tengan más de 30 por 30 centímetros.

Los autores de la investigación sugirieron la implementación absoluta de publicidad, como existe en Uruguay y Panamá, y como actualmente rige en la provincia de Santa Fe. Las encuestas prueban que la medida cuenta con un amplio consenso social y la Corte Suprema acaba de fallar a favor de su constitucionalidad. Para lograr su cometido, se reciben adhesiones en www.altoalastabacaleras.org.

El informe detalla cuáles son las 10 principales tácticas que las tabacaleras han desplegado en los quioscos, que se detallan a continuación:

1. Ubicación de cigarrillos junto a dulces y juguetes.

 163
163

2. Exhibidores con iluminación, colores y diseños llamativos.

 162
162

3. Ubicación de los productos de tabaco a la altura de la vista de los niños.

 163
163

4. Uso de power walls (paredes cubiertas completamente con paquetes de cigarrillos).

 163
163

5. Promociones, concursos y obsequios.

 163
163

6. Anuncios con diseños y mensajes atractivos.

 163
163

7. Exhibición de cigarrillos con sabores y empaquetado atractivo.

8. Exhibición en puntos de venta no tradicionales.

 163
163

9. Ubicación en lugares de alto tránsito (cajas o check out).

 163
163

10. Utilización de objetos atractivos.

 162
162