Noel Gallagher no es una típica estrella de rock. Anoche en el concierto agotado de U2 estaba invitado a subirse al escenario y llegó al estadio como otro más de los fanáticos: usando el subte.

El rockero de 48 años, ex integrante de Oasis, dejó a los fans atónitos cuando se subió a la línea Jubilee para llegar al show y rockear con la banda irlandesa.

Completamente tranquilo ante el shock de la gente que lo reconoció, el guitarrista viajó mirando su teléfono móvil. Al bajarse del subte se sacó una selfie con sus seguidores.


Cuando subió al escenario presentado por Bono, Noel tocó en los hits "I Still Haven't Found What I'm Looking For" y "All You Need Is Love".