El Arsat-2 permitirá servicios de televisión, acceso a internet y transmisiones de telefonía IP 162
El Arsat-2 permitirá servicios de televisión, acceso a internet y transmisiones de telefonía IP 162

El cohete europeo Ariane 5 lanzará este miércoles desde la Guayana el satélite argentino de comunicaciones Arsat-2, el segundo de la serie ARSAT. El nuevo satélite permitirá servicios de televisión directa (DTH), acceso a internet para la recepción en antenas VSAT y transmisiones de datos y de telefonía IP en América.

Se trata del segundo puesto en órbita por Arianespace por cuenta del operador argentino ARSAT, después del lanzamiento con éxito de Arsat-1 el 16 de octubre de 2014. El lanzamiento se llevará a cabo entre las 17:30 y las 19:10 en la base Kurú de la Guayana Francesa.

La banda horaria estimada es en base a posibles anomalías meteorológicas, tales como viento fuerte en altura o algún problema técnico de último momento de alguno de los dos satélites. Otro momento crítico en el lanzamiento será el despliegue de los paneles solares de los cuales se obtendrá la energía y, una vez que el satélite llegue a su órbita, el de las tres antenas que utilizará el Arsat-2.

Este satélite de comunicaciones geoestacionario, es decir, que estará sincronizado con el movimiento de la Tierra, fue elaborado en la ciudad de Bariloche por la compañía rionegrina Invap, y para su desarrollo fue necesaria una inversión de 250 millones de dólares. A diferencia de su antecesor, que contaba con una sola antena, el Arsat-2 tendrá tres antenas para distintas coberturas.

Junto con el Arsat-2, el cohete llevará al satélite australino Sky Muster que también será puesto en órbita, informó la agencia francesa AFP. Sky Muster permitirá por su parte extender el internet de alta velocidad en toda Australia y en las islas Norfolk, Navidad, Macquarie y Cocos.

Es el primer satélite lanzado por Arianespace por cuenta del operador australiano NBN (National Broadband Network). El peso total del lanzamiento será de 10.203 kg, que incluye los 9.417 kilogramos de los dos satélites.