Apenas terminadas las PASO, justo cuando quedó claro que los votos no alcanzaban, a Sergio Massa (y por lo tanto a todo el Frente Renovador y a sus votantes) le exigieron un gesto de grandeza individual. Quienes pidieron ese "renunciamiento histórico" se olvidaron de que antes de las PASO el Frente Renovador ya había tenido un real gesto de coraje llamando a unas PASO conjuntas de la oposición.

Ahora, ante la mejora innegable del Frente Renovador en las encuestas y sobre todo ante la evidencia de que es justamente nuestro espacio político el destinado a vencer en una eventual segunda vuelta, la táctica es denunciar un pacto Daniel Scioli-Sergio Massa. Por si eso no funciona, en una extraña coincidencia Scioli anunció que no piensa debatir y Mauricio Macri puso en duda la utilidad de un debate sin Scioli. Si uno fuera un mal pensado, diría que quieren hacer invisible y mudo al Frente Renovador.

Es una extraña indignación la de ciertos partidos que, mientras profetizan fraude para octubre, no ven que defraudan al electorado desviando la discusión desde las ideas hacia las operaciones.

"Las uvas están verdes", gritan desde Cambiemos. Pero desde el Frente Renovador volvemos a apostar por las ideas superadoras y, en lugar de bajarnos, subimos la apuesta. Por eso hoy la solución se llama acuerdo de ideas y eso es lo que proponemos.

Creemos que no todo puede estar sujeto a discusión permanente. Hay temas de políticas de Estado que no pueden permanecer todo el tiempo en estado de asamblea. Ciertas cuestiones de la política concreta que impactan en la vida de los argentinos día a día deben estar fuera de agenda y pasar a formar parte de una propuesta real y conjunta a la que se comprometan, públicamente y en plataforma electoral, los que estén de acuerdo.

Por eso, antes del debate presidencial, proponemos este gran acuerdo y después sí, debatamos y que los ciudadanos decidan quién es el más capacitado para llevarlo adelante y quién realmente cree en lo que dice. Convirtamos a la elección general de octubre en una nueva oportunidad. Que la primera vuelta sea en realidad unas PASO de la oposición.

Algunos puntos de políticas de Estado que el Frente Renovador viene impulsando y que creemos que deben formar parte de ese acuerdo:

Narcotráfico

- Radarización de las fronteras.

- Trabajo en colaboración de las FF. AA. y las de Seguridad.

- Creación de una fuerza específica para los delitos vinculados al tráfico de drogas.

- Igualdad de la pena del narcotráfico con la del homicidio.

- Incautación de bienes de narcotraficantes.

Sistema tributario

- Eliminación de retenciones a las economías regionales.

- Implementación de renta financiera gravada.

- Estatización del juego.

- Eliminación del impuesto a las ganancias para los trabajadores.

Seguridad social

- Establecimiento de un 82 % móvil para jubilados a partir del 1 de enero de 2016.

- Capacitación laboral para los beneficiarios de planes sociales.

- Eliminación de "punteros" que lucran con la necesidad de los menos favorecidos.

- Acceso garantizado al crédito para la primera vivienda (trabajadores en blanco y en negro).

- Establecimiento de 1,5 % del PBI enfocado al desarrollo infantil.

Violencia de género

- Implementación de cadena perpetua para feminicidas.

- Establecimiento de pensión por 36 meses para la mujer víctima.

- Financiamiento con los bienes del culpable.

Educación

- Evaluación de docentes y escuelas.

- Financiamiento nacional del presentismo docente.

- Recuperación de la educación pública como sistema normalizador y aglutinante social.

Corrupción

- Establecimiento de la imprescriptibilidad para los delitos de la función pública.

- Juicio de residencia para todos los funcionarios.

- Creación de ley de extinción de dominio.

En lugar de exigir acuerdos imposibles o renuncias, en lugar de denunciar pactos secretos, tengamos la iniciativa de pensar, de ofrecer ideas, de apostar con imaginación a la política.
Hagamos política y convirtamos el error y la oportunidad perdida en una nueva chance.

La grandeza tiene que ser de todos. El coraje tiene que ser del conjunto.

Démosle al ciudadano un ejemplo de lo mismo que les exigimos todos los días para vivir en nuestro país: coraje e inteligencia. De lo contrario, quien se beneficie sin esfuerzo desaprovechará la grandeza ofrecida.