AP 163
AP 163

De acuerdo con un informe privado elaborado por el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos, el régimen iraní en los últimos tiempos ha destinado miles de millones de dólares para financiar a distintas organizaciones terroristas en todo Medio Oriente.

El diario norteamericano The Washington Post reveló que el informe fue encargado por el senador republicano por Illinois, Mark Kirk.

El presupuesto de defensa iraní oscila entre los 14 y 30 mil millones de dólares al año. Gran parte de ese dinero es enviado a grupos y combatientes terroristas en toda la región, principalmente a países como Yemen, Siria, Líbano y a la Franja de Gaza.

Los investigadores estiman que Irán destina entre 100 y 200 millones de dólares por año en el grupo terrorista libanés de Hezbollah; entre 3,5 y 15 mil millones en apoyo al régimen sirio de Bashar al Assad; de 12 a 26 millones en milicias chiítas en Siria e Irak; de 10 a 20 millones por año para los rebeldes hutíes en Yemen, y decenas de millones para financiar a los terroristas de Hamas.

El informe incluso sostiene que la financiación podría ser aún mayor, ya que la República Islámica a menudo esconde registros públicos sobre sus gastos de defensa.

LEA MÁS:

"Algunos expertos regionales afirman que el presupuesto de defensa de Irán excluye gran parte de su gasto en actividades de inteligencia y el apoyo a actores no estatales extranjeros", indica la investigación realizada por el Congreso norteamericano.

Por su parte, otro estudio afirma que la financiación actual para las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria iraní es mucho mayor a la asignada en el presupuesto del Estado, ya que los fondos del grupo se complementan con sus propias actividades económicas.

En Siria, por ejemplo, los combatientes que respaldan a Al Assad reciben un sueldo que oscila entre 500 y 1000 dólares al mes, de acuerdo con lo revelado por el informe.