Street View 162
Street View 162
 Silvina Frydlewsky / Ministerio de Cultura de la Nación 162
Silvina Frydlewsky / Ministerio de Cultura de la Nación 162

Finalmente, la ministra de Cultura Teresa Parodi recibirá a los trabajadores despedidos de ese ministerio, luego de una larga protesta que incluyó la toma del edificio ubicado en el barrio porteño de Recoleta.


La funcionaria, que pasó la noche en el lugar en medio de un tenso clima, prometió una reunión para el próximo 4 de agosto a las 11:30, con el objetivo de alcanzar un acuerdo.


Ayer, unos 50 referentes villeros que trabajan como talleristas del ministerio, mantuvieron tomada la sede de la cartera desde el martes, para denunciar que fueron echados por "un capricho político de La Cámpora" y reemplazados por "estudiantes de clase media" alineados con esa agrupación kirchnerista.

La toma fue levantada al mediodía de este jueves. Los cesanteados -habitantes de las villas 21 de Barracas, 31 de Retiro y 1-11-14 de Flores que trabajaban en talleres culturales- se habían instalado este martes a las 14 en el vestíbulo del edificio de avenida Alvear 1690, en esta Capital.

Los referentes villeros denunciaron que personal de seguridad privada de la empresa Tech SRL intentaron desalojar la toma con golpes e insultos. Todo se desmadró hasta que llegó una carta firmada por la ministra Parodi, en la que concedía la reunión del 4 de agosto.

El ex jefe del Museo Histórico Nacional del Cabildo y de la Revolución de Mayo Víctor Ramos, denunció que "hubo varios lastimados" en el intento de desalojo, concretado a las 2 de la madrugada del miércoles, tras una "orden clara de (Teresa) Parodi", quien "pasó toda la noche" en la cartera.

Ramos, con quien decían estar alineados algunos de los despedidos, definió a la ministra Parodi como "rehén de La Cámpora" y dijo que "cuando hubo un cambio de gestión de (Jorge) Coscia por Parodi, se da un despido masivo de más de 100 jóvenes de las villas 21, 31 y 1-11-14 a través de Franco Vitali (secretario de Políticas Socioculturales)".

"Los de La Cámpora, por un capricho político, nos desplazan", sostuvo en diálogo con el canal Todo Noticias (TN) el trabajador Julio Zarza, subdirector de Mundovilla.com, y manifestó que había "articulado con el ministerio para que bajara la situación de violencia (en las villas) y nos desplazaron a la mayoría por una cuestión política".

Ramos, quien dijo permanecer en el Frente para la Victoria, sostuvo que "cuando hubo un cambio de gestión de Coscia por Parodi, asumió la conducción del ministerio La Cámpora, a través de Franco
Vitali, y tomaron una actitud persecutoria".

Según Ramos, con la llegada de la nueva administración "empezaron a despedir a todos los trabajadores que, a lo largo de seis años, fuimos integrando a talleres culturales que veníamos desarrollando en distintas villas, de periodismo, de arte, de herrería artística".

"La Cámpora reemplazó a los chicos de las villas por estudiantes de La Cámpora, de clase media de Buenos Aires que, por supuesto, todo el mundo merece un trabajo pero -cuestionó- la actitud política que han tenido trabajando como una agencia de colocación de empleo", manifestó el ex jefe del Museo Histórico Nacional del Cabildo y de la Revolución de Mayo.