Reuters 162
Reuters 162

*Enviado especial de Infobae a San Francisco

Todavía es un sueño para la mayoría de los mercados, pero Google quiere adelantarse a la futura explosión de Internet de las Cosas, es decir, cualquier tipo de objeto conectado a la web.

Brillo es el nombre de la plataforma que Google creó para que fabricantes y desarrolladores puedan trabajar con el objetivo de interconectar todo tipo de dispositivos.

Durante la presentación de Sundar Pichai, vicepresidente senior de Google, aparecían en pantalla no solo autos y heladeras como artefactos conectados sino también lavarropas, cocinas e impresoras. Brillo buscará entonces introducirse en cada uno de esos objetos para que todos trabajen juntos.

Para que ello suceda se necesita un mismo "idioma". Weave será la cadena entre cada uno y el teléfono, el protagonista de Internet de las Cosas que permitirá manejar todo a distancia.

"Estamos rodeados de dispositivos. Sin embargo, usualmente existen de manera independiente. Nuestro día a día sería mucho más simple si estas tecnologías pudieran comunicarse entre ellas, por ejemplo, si nuestra aplicación de recetas pudiera comunicarse con nuestro horno inteligente para establecer la temperatura exacta. Y fuera del hogar, con sistemas de transporte que le notifiquen a los pasajeros de los cambios de itinerario o granjas en las que se pudieran controlar los sistemas de cosecha e irrigación desde teléfonos móviles", describió Google su idea en torno a Brillo y Weave.

Brillo, derivado de Android, tendrá mínimos requisitos para funcionar. La versión para desarrolladores llegará durante el tercer trimestre, poco antes de Weave, que estará disponible en el cuarto.