Bauhouse / Mustique 162
Bauhouse / Mustique 162

En el mundo hay cientos -o miles- de museos que son una obra de arte en sí mismos. Aunque algunos, se destacan por tener una colección que se diferencian de las del resto. Lifestyle te presenta tres must para recorrer y porqué se destacan.



Archivo de la Bauhaus: Museo de Diseño de Berlín

Esta institución nació como un centro de investigación sobre la historia y el impacto de la Bauhaus (1919-1933), la más importante escuela de arquitectura, diseño y arte del siglo XX.


La colección existente se centró en la historia de la escuela y todos los aspectos de su trabajo. Bauhaus funciona en el edificio diseñado por Walter Gropius, el mismísimo fundador de la escuela. Obras creadas por famosos maestros de la escuela, incluyendo a Walter Gropius, Johannes Itten Klee, Paul, Lyonel Feininger y Vasily Kandinsky son algunos de los artistas que están presentes en el museo.


Hermitage, San Petersburgo, Rusia

 Hermitage / Mustique 162
Hermitage / Mustique 162

San Petersburgo, la que antes fue Petrogrado y luego Leningrado. La hermana imperial de Moscú. Imponente ciudad de extremos, los zares y el comunismo. En una ciudad así elegimos el Museo Hermitage, que incluye más de tres millones de obras de arte de la cultura mundial.


Entre ellas se encuentran: La Anunciación, de Martini, La visión de San Agustín, de Lippi, La virgen y el niño, de Fra Angelico, El tañedor de laúd, de Caravaggio, y la única obra de Miguel Ángel: El niño en Cuclillas, que estaba destinada al panteón de los Médici.


MALI, Lima, Perú

 MALI / Mustique 162
MALI / Mustique 162

El Palacio es uno de los ejemplos más bellos de la arquitectura ecléctica limeña. Fue edificado entre los años 1870 y 1871 durante el gobierno de José Balta. Se trata de un edificio precursor en América Latina, pues es una de las más tempranas e importantes construcciones con la nueva técnica de construcción en fierro.


Las salas más destacadas son Textiles precolombinos, Sala de dibujo y costumbrismo Custer Hallett, Sala de fotografía Juan Bautista y Carlos Verme y la magnífica sala de Platería colonial y republicana.