Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Psicología sábado 09 de mayo 2015

Neurociencias en la vida cotidiana: técnicas que mejoran la calidad de vida

El médico especialista en terapias cognitivas Eduardo Berteuris a lo largo de cuatro sábados explicará su innovador método EPEP. ¿Se puede educar el pensamiento y a las emociones? Hoy: cómo funcionan las tres conciencias. Seguilo en #DocBerteuris

sábado 09 de mayo 201507:00
Crédito:

EPEP es la Educación del Pensamiento Enfocado en el Propósito. ¿Qué significa esto? Tomar todos los avances de los últimos 30 años en el funcionamiento del cerebro para aplicarlos a la vida cotidiana. El médico Eduardo Berteuris (MN 71010) desarrolla a través de Infobae esta novedosa técnica.

"La idea es que nos sirva para vivir un poco mejor, para ser más felices, para construir paz y para obtener el propósito que deseamos todos", señala el especialista en Midfulness.

A través de este mecanismo, que combina el cognitivismo, la psicología experiencial, mindfulness y técnicas de coaching, se enseña a gestionar las emociones. "Damos las herramientas para manejar el estrés, que provoca tanto daño en la salud de una persona. Y también ayudamos a salir de hábitos que son dañinos".

"En esta educación, funcionan tres conciencias que las usamos muchas veces pero no nos damos cuenta de todo el provecho que podemos sacar", añade Berteuris, quien a continuación, las describe.

cerebro.jpg

-Conciencia externa: es ahora mismo. "Yo te estoy prestando atención, es aquello que está dado por la parte más nueva del cerebro y es la conciencia externa hacia las cosas". Es aquí donde ocurre la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la decisión. Esta consciencia exterior es la más común de las consciencias en cuanto a su uso. Su lenguaje es el razonamiento. Ve la realidad como si fuera un sistema simple y no un sistema complejo. Presta atención a lo que ocurre en el exterior y valora de forma continua si los hechos que ocurren son buenos o malos para sus deseos.

-Consciencia Interior: está dada también por estructuras de la corteza cerebral pero intenta recibir el mensaje de las estructuras subcorticales. Su lenguaje son las emociones, es inconsciente y sus funciones son automáticas. La manifestación de este lenguaje es en el cuerpo. El EPEP enseña a reconocer cómo impactan los hechos de la realidad en el cuerpo, enseñando a la persona a reconocer que está sintiendo, donde lo está sintiendo y cuán intenso es eso que siente. "Si empezamos a actuar con una conciencia hacia adentro, qué es lo que me está pasando a mi en este momento, que es lo que siento que me está pasando, empiezo a reconocer cómo impactan las emociones en mi cuerpo. Y esto se aprende, y si aprendo a reconocerlo, voy sacando muchísima más información de qué me está pasando a mi ahora".

-Consciencia hacia los otros: se combina también la actividad de la corteza cerebral y las áreas subcorticales. Aporta información sobre las emociones de aquellas personas que comparten la realidad con nosotros. Permite entender parte del deseo del otro. Por lo tanto facilita el desarrollo de la Empatía y la Compasión. "Es prestar atención a qué te está sucediendo a vos con lo que estamos compartiendo en este momento. Tratar de darme cuenta cómo impacta lo que me está sucediendo a mi y lo que te está sucediendo a vos. Yo puedo ser empático y seguramente voy a poder tener una comunicación mucho más asertiva".

Entendiendo todo esto, remarca Berteuris, se van a educar las emociones en beneficio propio. "Son cosas que están ahí pero no sabemos cómo funcionan. Con este empleo de las tres conciencias nosotros hemos diseñado una serie de cursos que llamamos máximas, y las hemos dividido en cuatro: La máxima profecía autocumplida, la máxima dificultad problema, la máxima pensar sintiendo y la máxima concepto del tiempo".

¿Cómo actuarán cada una de ellas? El especialista promete desarrollarlas una por una en su próxima entrega para Infobae.




Ver más:

,

,

Comentá