163
163

Si ya el año pasado el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticaba un escenario desolador para Venezuela, este año la situación del país resulta aún más grave. En su informe de Perspectivas Económicas Globales (WEO, por sus siglas en inglés), publicado hoy, el organismo adelanta que Venezuela sufrirá la mayor contracción de toda Latinoamérica en 2015, al registrar una potencial caída del 7 por ciento. Asimismo, la inflación se disparará al 96,8% hacia fin de año.

De acuerdo con el FMI, las malas perspectivas se deben a la fuerte caída de los precios del petróleo, el control estatal de la economía y "otras distorsiones que han intensificado la carencia de productos básicos" para un país ya en recesión y en mala forma. Las medidas emprendidas por el gobierno de Nicolás Maduro para contener la inflación y la escasez no han sido suficientes para revertir los indicadores económicos, que además se insertan en un contexto político crítico.

La crisis en Venezuela se potencia con la desaceleración de Brasil. Ambos países arrastran la baja performance proyectada para la región. El FMI estima que el crecimiento de América Latina se desacelerará al 0,9% en 2015, aunque repuntará ligeramente el próximo año hasta un dos por ciento.

"Tras crecer un 2,9% en 2013 y un 1,3% el año pasado, los pronósticos divulgados hoy son una mala noticia para Latinoamérica, que sigue sin generar riqueza a la altura de su potencial, especialmente por los malos datos en Brasil y Venezuela", advierte el organismo en el informe. "La baja confianza de los empresarios y consumidores en Brasil y la intensificación de la crisis en Venezuela han pesado en las previsiones a corto plazo", agrega.

"Los pronósticos divulgados hoy son una mala noticia para Latinoamérica"

Entre las economías que crecerán con más fuerza este año en la región se destacan las de Chile (2,7%) y Perú (3,8%), que mejorarán con respecto a 2014. Bolivia y Paraguay encabezan con una tasa del 4% el mapa de crecimiento, seguidos de Perú y Colombia (3,4%). Siguen los Estados Unidos y México, que crecerán este año 3 por ciento.

El FMI identificó como los principales riesgos para la región un mayor recorte en los precios de las materias primas si la economía de China llega a padecer un freno más drástico que el previsto y una mayor restricción de fondos externos cuando los Estados Unidos eleven su tasa de interés.

El porcentaje de crecimiento previsto por el FMI coincide con la proyección hecha la semana pasada por la Cepal. "Hemos revisado a la baja la proyección del crecimiento económico de la región para 2015, desde 2,2% hasta la nueva estimación de 1%, por un peor panorama externo", informó la dependencia de la ONU en un comunicado de prensa. Esta revisión a la baja refleja un entorno global caracterizado por una dinámica económica menor que la esperada a fines de 2014, según fue explicado.