AFP 163
AFP 163

"Es importante que todo el mundo entienda que se acabaron los tiempos de las vacas gordas para las materias primas, que tantos impulsos favorables proporcionó al crecimiento en la región", señaló la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en una entrevista publicada hoy por el diario peruano El Comercio.

Según Lagarde, "la desaceleración de China ha tenido efectos negativos sobre los precios de las materias primas en todo el mundo y, a su vez, ha afectado a las perspectivas económicas de países exportadores de América Latina, como Chile y Perú".

"Teniendo esto en cuenta, y para evitar que se prolongue el período de poco crecimiento, las autoridades de América Latina deberían impulsar un ambicioso programa de reformas estructurales", recomendó la responsable del FMI, aunque no profundizó su punto de vista.

"Las autoridades de América Latina deberían impulsar un ambicioso programa de reformas estructurales"

Las declaraciones de Lagarde se producen cuando faltan seis meses para que Lima acoja en octubre a la asamblea conjunta del FMI y el Banco Mundial (BM), en un evento que marcará el retorno a la región, después de que estas reuniones se realizaran en Río de Janeiro en 1967.

En diciembre pasado, el FMI advirtió que a América Latina le esperaba una tibia recuperación en 2015, como consecuencia de una caída de las inversiones y el fin del ciclo de altos precios de las materias primas. De acuerdo con las proyecciones más recientes del FMI, América Latina habría crecido a un ritmo de 1,3% en 2014 y lo haría en 2,2% en 2015.

América Latina habría crecido a un ritmo de 1,3% en 2014 y lo haría en 2,2% en 2015

La responsable del FMI recomendó a las autoridades de Perú, considerada por entidades financieras multilaterales una de las economías estrella de la región, que "aceleren las reformas estructurales para impulsar el potencial de crecimiento y sigan reforzando la inclusión social". "Una ejecución resuelta -también de las reformas de los mercados de trabajo- mejorará la productividad, la inversión, el capital humano y el empleo formal", acotó Lagarde.

En el caso de Perú, la número uno del FMI asoció la recuperación en 2015 y a mediano plazo, entre otras cosas, "a que la producción de las nuevas minas crezca hasta la plena capacidad". En abril el gobierno peruano corrigió a la baja las proyecciones para 2015 por debajo del 4%.

Perú, uno de los mayores exportadores mundiales de metales preciosos, sufrió en 2014 una notoria desaceleración en su Producto Interno Bruto (PIB) que creció apenas 2,35%, su tasa más baja en cinco años tras acumular tasas promedio de 5 por ciento.