Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Con un hijo desaparecido durante la dictadura y ex miembro de la Conadep, Graciela Fernández Meijide es acaso una de las figuras más autorizadas para hablar sobre los derechos humanos. Pese a haber sufrido en carne propia el terrorismo de Estado, promueve desde hace tiempo una visión que ahonde en la materia más allá de lo ocurrido en la década de 1970 e invita además a repensar los factores que llevaron al país a sumirse en la violencia de esos años.

El pensamiento de Fernández Meijide se revela con profundidad en El Diálogo, el documental que se presentó el año pasado en el que la ex legisladora y el ex montonero Héctor Ricardo Leis analizan aquellos años turbulentos. En InfobaeTV, la dirigente sostuvo que la obra, dirigida por Pablo Racioppi y Carolina Azzi, "es un canto a la vida desde dos viejos que tuvieron una historia muy tomada por los 70 y la tragedia, y al mismo tiempo, por contraposición lógica, una crítica muy fuerte a la violencia".

Entrevistada por Silvia Mercado y Ceferino Reato, Fernández Meijide trazó un duro diagnóstico sobre la política del kirchnerismo en el campo de los derechos humanos: "Nos deja un enchastre. Por un lado se hizo cargo de una demanda que existía –es decir, ni las leyes de amnistía habían logrado que las Abuelas siguieran buscando a sus nietos, y eso siempre va a traer otra cosa detrás–. Ahora, en lugar de seguir adelante y buscar formas alternativas, lo que hicieron fue hincapié en lo único que tenían letra, y se aferraron a la letra más primitiva de los derechos humanos".

En ese sentido, observó que la Secretaría de Derechos Humanos tiene como "único proyecto" seguir los juicios contra los represores. "Todo el tiempo mirando para atrás. Y quiere hacerle creer, y supongo que alguno se lo hizo creer, que nuestro pasado heroico estuvo en los 70".

Por eso remarcó que los derechos humanos incluyen otros elementos además de esos casos. "Hoy no tenés una oficina seria a nivel nacional que te mida la pobreza. Si no estás midiendo la pobreza, es porque realmente no tenés ganas de modificar la situación. Y eso son derechos humanos, también", indicó.

Coincidió en el diagnóstico Pablo Avelluto, el editor que la convenció de viajar a Brasil para grabar con Leis las conversaciones que hasta entonces mantenían por correo. "Hay que pensar más allá de la represión ilegal de los 70, más allá del terrorismo de Estado, y pensar en nuestro pasado de violencia política para garantizar que no se repita nunca más", dijo.

Avelluto afirmó que la lección de la democracia está en la figura de (Julio César) Strassera y su "Nunca más". Aunque reconoció lo polémico del concepto, enfatizó el planteo que hizo Leis para que se cuiden también los derechos humanos de quienes hoy son acusados y juzgados por las causas de la dictadura. "Eso también es una de las tareas que deja el kirchnerismo para el futuro".

Consultada sobre el documental, señaló que llevará "tiempo" cerrar las heridas de "temas de semejante profundidad, dramatismo y tajo en la sociedad, como lo fueron los enfrentamientos que hubo en los 70". Y agregó que habrá que ir "tocando, avanzando y retrocediendo" para "elaborar semejante duelo".

El trailer de El Diálogo