163
163
 Reuters 163
Reuters 163

El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) hizo estallar una iglesia católica caldea del siglo X al norte de Mosul y derribó un cementerio cercano, denunció el arqueólogo Nineveh Yakou, director de Asuntos Indígenas y Herencia Cultural de Asiria.

En declaraciones que reproduce International Business Time en su edición del Reino Unido, este experto señala que las milicias terroristas "han aniquilado" el monasterio conocido como Markoukas o San Jorge.

El edificio estaba ubicado sobre una colina de Ba'werah, una población situada al norte de Mosul, al otro lado del río Tigris. Había sido fundado por la Iglesia Asiria del Este en el siglo X y reedificado por la Iglesia Católica Caldea en 1840.

Yakou señaló que "el actual monasterio fue construido sobre un sitio arqueológico situado sobre viejas ruinas asirias. Es una muestra importante de la continuidad entre la cultura asiria y la nuestra".

El especialista denunció que ISIS "está destruyendo la herencia cultural de Irak. Este monasterio estaba clasificado como una herencia cultural. Están haciendo una limpieza cultural y étnica".

El Estado Islámico "está destruyendo la herencia cultural de Irak"

El reporte fue confirmado por un consejero de las minorías de la provincia de Ninawah, Dureid Hikmat Tobia, a la agencia de noticias turca Anadolou.

La noticia surge en medio de la creciente ola de destrucción de sitios de enorme valor histórico por parte de los yihadistas. La ciudad de Hatra, de 2.000 años de antigüedad, y el sitio arqueológico Nimrud, cerca de Mosul, también fueron arrasados.

 Reuters 163
Reuters 163

Cristianos iraquíes asistían a misa en el monasterio que destruyó ISIS

El material gráfico que pone en evidencia cómo actúan estos fanáticos fue conocido desde hace dos semanas, cuando se publicaron imágenes de los militantes destruyendo a martillazos las estatuas de un museo de Mosul y la Puerta de Nergal, de la antigua Nineveh.

La masacre cultural perpetrada por los islamistas se lleva a cabo en nombre de una interpretación estricta e iconoclasta de la ley islámica. ISIS toma su inspiración en el comienzo de la historia islámica, rechaza los santuarios religiosos y condena a la mayoría musulmana chiíta de Irak por "hereje".