Shutterstock 162
Shutterstock 162

"Prohibido fumar", "Prohibido el uso de celulares", "Prohibido... ¡besarse!". Lo que universalmente se conoce como un gesto de amor entre una pareja, para algunos países del mundo resulta una ofensa si se realiza en público. Los besos pueden derivar en graves multas o incluso, la cárcel.

Está comprobado que besarse, además de potenciar el vínculo afectivo, trae excelentes beneficios para la salud: Sube las defensas, libera oxitocina, la hormona de la felicidad, funciona como antidepresivo y hasta adelgaza. Sin embargo, nada de todo esto sirve para fomentar los besos en la vía pública.

El portal msn.com enumera algunos de ellos para tener en cuenta a la hora de viajar...


Malasia, Asia