NA 162
NA 162

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, respondió a las organizaciones y dirigentes de Rosario que rechazan el retiro de los gendarmes complementarios de esa ciudad al señalar que ahora el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, "debe dar respuesta" al reclamo.


Asimismo, cuestionó al ex gobernador y precandidato presidencial de UNEN Hermes Binner, a quien responsabilizó por la situación y señaló que ante la crisis de seguridad "se pasea por el país en campaña electoral".


Berni también apuntó contra la intendenta de Rosario, la socialista Mónica Fein, al calificarla como "mensajera disciplinada de otros políticos que no dan la cara".


La respuesta de Berni se oficializó en una carta que dirigió desde la cuenta de Facebook del Ministerio de Seguridad a las "fuerzas vivas de Rosario" donde dijo haber recibido la nota del Foro Regional que le pide "reponer a los efectivos de Gendarmería que desplegamos durante nueve meses" en "los barrios más violentos" de la ciudad.


"Entiendo la preocupación que la origina y no me resulta indiferente", sostuvo Berni, pero explicó que el "Operativo Rosario" comprendía "tareas excepcionales" y "complementarias de las que son atribución de la Policía de la Provincia".


Y, apuntó que "fue un refuerzo de tipo -policial-" que se hizo como "apoyo a las autoridades políticas" que "tenía objetivos y una duración bien establecidas" para "ayudar a recuperar el orden, la convivencia y paz social".


Berni señaló que ese operativo se hizo para "darle el tiempo al gobernador" para que "generara los cambios necesarios dentro de la policía provincial".


Las "lecciones de la crisis son tenidas en cuenta por el gobernador Antonio Bonfatti, que debe dar respuesta al reclamo" de Rosario, remarcó el funcionario.


Por otra parte, dijo que "duelen las declaraciones de la intendenta Mónica Fein" que días atrás señaló que Rosario era tan importante como Buenos Aires, por lo cual necesitaba retener a los gendarmes.


Indicó que Fein hizo "desafortunadas declaraciones, a pesar de que no desconocemos que en realidad es la mensajera disciplinada de otros políticos que no dan la cara ni saben de gratitud o de lealtad".


"Fuimos a Rosario sin especulaciones electorales ni partidarias", añadió Berni.


Luego, criticó a Binner al señalar que "mientras estábamos en plena tarea de conjurar el delito en Rosario, aliados políticos del principal responsable de no haber sabido contener la escalada de delito en la provincia, se dedicaron insidiosamente a cortar la Panamericana y bloquear la circulación a la ciudad de Buenos Aires".


"Mientras nosotros asumimos como propio el drama de los rosarinos, él se pasea por el país en campaña electoral", dijo en alusión a Binner, ex gobernador de Santa Fe.


Al defender su gestión en Seguridad, dijo: "Nosotros honramos la palabra empeñada. No sabemos ser de otra forma. No sabemos de chicanas, gestionamos, trabajamos. Como dijo la intendenta, Santa Fe es tan importante como Buenos Aires".