AFP 163
AFP 163
 twitter 163
twitter 163
 twitter 163
twitter 163
 163
163
 163
163

Fue veloz y en forma coordinada. La policía francesa puso fin, en pocos minutos y de forma simultánea, a dos tomas terroristas de rehenes en París, en la peor crisis de seguridad en Francia desde la Segunda Guerra Mundial.


Decenas de agentes de Policía de París y de la brigada antiterrorista irrumpieron momentos antes de que cayera la noche en la imprenta y en el supermercado kosher donde permanecieron atrincherados los hermanos Kouachi -autores de la masacre en Charlie Hebdo- y el terrorista que el jueves último asesinó a una agente de seguridad en el centro de la capital francesa.


LEA MÁS: Otra toma de rehenes en Francia: hombre armado ataca una joyería en Montpellier

LEA MÁS: El impactante video que muestra el operativo desde la puerta de entrada de la tienda kosher

LEA MÁS: Bonnie & Clyde, versión islámica: la pareja que aterrorizó a Francia


El primer asalto policial se inició en la planta donde los hermanos Cherif y Said Kouachi se habían parapetado y donde resultaron muertos como consecuencia del enfrentamiento con las fuerzas del orden. El rehén fue liberado sano y salvo, según informó la Policía. Detonaciones y disparos se escucharon en los alrededores de la zona semiurbana de Dammartin-en-Göele, donde se halla la imprenta CTD.



Instantes después, en la tienda kosher de Vincennes, en el límite este de la capital francesa, la policía también terminó con la vida del terrorista islámico Amedy Coulibaly. Sin embargo, allí no pudo liberar a todos los rehenes sanos y salvos. Las agencias Reuters y AFP reportaron que al menos cuatro de los cautivos murieron y otros cuatro resultaron gravemente heridos.


VIVO DESDE PARÍS

Embed
Primeras explosiones en la imprenta donde se ocultaban los terroristas que atentaron contra la revista Charlie Hebdo


Los dos autores de la matanza de Charlie Hebdo se atrincheraron este viernes con al menos un rehén en la imprenta Creation Tendance Decouverte, a 40 kilómetros de París, tras un tiroteo con las fuerzas de seguridad. Por la mañana, los agentes persiguieron a los dos sospechosos del atentado del miércoles, que dejó 12 muertos, y se produjo un tiroteo en una carretera al noreste de la capital, según fuentes policiales.


Horas después, fue Coulibaly quien en forma coordinada tomó rehenes en un suburbio más céntrico de París. Allí, el fundamentalista se hizo con el control de un comercio y tomó a varios rehenes. Coulibaly, a quien la Policía identificó en las últimas horas como el responsable del fusilamiento de una agente en pleno centro parisino, amenazó minutos antes del desenlace del hecho con matar a todos los cautivos si no liberaban a los hermanos Kouachi, en las afueras de la ciudad.