NA 162
NA 162

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, aseguró este lunes que "en Rosario el problema principal no es el narcotráfico sino la violencia del delito. Junto a Santa Fe, son las ciudades que casi quintuplican los índices delictivos y de homicidios a nivel país".


El funcionario anunció oficialmente el fin del Operativo Rosario, iniciado el 10 de abril del año pasado, con el repliegue de las cuatro fuerzas federales que actuaron en ese período para garantizar la paz en la población y que, según afirmó, permitió abrir 350 causas por narcotráfico.


En diálogo con la prensa, Berni señaló que "vinimos a una ciudad que había registrado cerca de 270 asesinatos y logramos lo más difícil, que es torcer la curva, porque cerró el año con unos 30 crímenes menos. Nos vamos con la misma cantidad de integrantes de la fuerza, no tuvimos ni una sola baja".


berni en Rosario
Declaraciones de Berni en Rosario

Luego, aclaró "debíamos irnos a principios de diciembre pero el gobernador Antonio Bonfatti pidió una prórroga de 30 días y cumplimos el compromiso".


"En estas circunstancias donde se necesita compromiso policial y político, Bonfatti tomó cartas en el asunto, a diferencia de Hermes Binner (ex gobernador), que al conocer las detenciones directas de policías en búnkers de Rosario subestimó la situación hasta que terminó en todo esto. Binner no quiso pagar el costo y hoy lanzó su campaña presidencial en Mar del Plata, mientras nosotros estamos trabajando en Rosario. Ahora esperemos que no se cometa el mismo error", amplió.


Berni aseguró además que "queda un destacamento reforzado de inteligencia criminal, que es el más grande del país, con integrantes de las cuatro fuerzas especialistas en la lucha contra el narcotráfico. Pero lo más importante de nuestro retiro es que quedan más de 350 causas abiertas en investigación".