NA 162
NA 162

Un grupo de empresas argentinas y españolas se adjudicó las obras para la construcción del complejo hidroeléctrico Chihuido I, que demandará una inversión de más de u$s1.840 millones, y que será financiada en un 85% por el Estado ruso.

El anuncio fue realizado por los ministros de Planificación, Julio De Vido, y de Economía, Axel Kicillof, en el Microcine del Palacio de Hacienda. En el encuentro también estuvieron presentes la secretaria de Energía, Mariana Mantranga; y el secretario de Obras Públicas, José López.

El complejo El Chihido I, que contará con una represa y una central hidroeléctrica, se erigirá sobre el río Neuquén y tendrá un plazo de ejecución de cinco años. La central generará alrededor de 637 megavatios hora una vez concluidas las obras, que permitirán además regular las crecidas del río y abastecer a la región de agua para consumo, riego y uso industrial.

El consorcio que se adjudicó las obras está integrado por las empresas argentinas Helport (Grupo Eurnekian); Chediack; Panedile; Eleprint; Hidroeléctrica Ameghino, la española Isolux Ingeniería y la rusa Inter Rao, que tendrá a su cargo la financiación del proyecto.

El préstamo de unos u$s1.500 millones que hará la Corporación Estatal Banco de Desarrollo y Comercio Exterior de la Federación Rusa es a 20 años, con una tasa fija anual del 6,5%.

Chihuido I contará con 4 turbinas, con una potencia instalada de 637 MWh, lo que permitirá una energía media anual de 1.750 Gwh. El aporte de energía eléctrica que realizará al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) permitirá al país un importante ahorro debido al cambio en la matriz energética, que disminuirá la generación de energía térmica, para incrementar la participación hidroeléctrica.

La semana pasada, el presidente de la empresa Emhidro SEP (Emprendimientos Hidroeléctricos Sociedad del Estado Provincial del Neuquén), Elías Sapag, destacó a la prensa que Chihuido I "es la primera gran obra hidroeléctrica en 30 años" no sólo para Neuquén "sino para el país".

Se espera que la construcción del complejo sobre el río Neuquén demande unos 2.000 puestos de trabajo directos y 1.500 indirectos.

La idea de la realización de esta obra se remonta a 1960 bajo la órbita de la estatal Agua y Energía.

De Vido y Kicillof anuncian represa Chihuido