Street View 162
Street View 162

La provincia de San Luis se vio envuelta en un escándalo sexual y de corrupción que promete generar mucho ruido. Todo comenzó cuando se filtró un audio en el que se escucha a dos efectivos de la fuerza manteniendo relaciones sexuales cuando estaban de servicio en una garita de seguridad del Palacio Legislativo puntano, por lo cual quedaron puestos a disponibilidad. Además, en la misma escucha se ve cómo vinculan a un tercer efectivo en presuntos negocios irregulares con autos secuestrados, quien también fue echado.


Luego de que se conocieron las escuchas, el jefe de la Policía de la provincia de San Luis, Guillermo Valdevenitez, ordenó el pase a disponibilidad del jefe de Informaciones, comisario Gustavo Ramírez, de la jefa de la guardia del Palacio Legislativo, inspectora Lorena Romero, y del efectivo de esa guardia, oficial Alejandro Javier Moreno. En la primera parte de la grabación puede escucharse el momento en el que estos dos últimos tuvieron relaciones sexuales y pese a ser interrumpidos y a estar de servicio, no se detuvieron.


El jefe de la Policía precisó que los efectivos policiales que protagonizaron el encuentro sexual, mantuvieron una charla registrada en el mismo audio donde mencionan el nombre del jefe del Departamento Informaciones en "actividades irregulares". En la conversación que se filtra, se da a entender que policías realizaban algunos negocios turbios con vehículos secuestrados.


"Según comentó el jefe de Policía, los efectivos policiales que se encontraban en la garita de seguridad de guardia en la Legislatura mantuvieron una charla que quedó registrada en un audio donde mencionaban el nombre del jefe del Departamento Informaciones en actividades que no condicen con los valores institucionales", informaron desde la Agencia de Noticias gubernamental, reseñada por diarios locales.