@_ahleesah 163
@_ahleesah 163
 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163
 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163
 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163
 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163
 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163
 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163
 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163

Su nombre es Alysa Suguro Bathrick. Tiene dos particularidades: es adicta a Twitter y es dueña de una cara angelical. Pero también un defecto: las drogas. Bathrick fue sorprendida por la policía de Carolina del Norte con dosis de estupefacientes, lo que provocó su inmediata detención y su correspondiente fichaje con fotografía, incluida como registro de antecedentes.


 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163

Pero el incidente trascendió no por una filtración periodística o por una publicación policial, nada de eso. Fue la propia Bathrick quien compartió en su cuenta de Twitter su imagen dentro de la comisaría donde permaneció detenida. Su cuenta alcanza ahora los 15 mil seguidores. Su fotografía comenzó a viralizarse y los comentarios hechos fueron de lo más insólitos, la mayoría relativos a su belleza.


 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163

"Me entregué a las 7 am y fui liberada a las 11:30 am. Al diablo con lo que oíste. Y mi foto policial es linda", escribió la jovencita en su cuenta para acompañar las imágenes que sacudieron las redes sociales. La adolescente fue sorprendida por los agentes policiales con Xanax, un fármaco cuya venta está restringida por sus propiedades adictivas.




Entre los usuarios que comenzaron a seguirla y a escribirle cosas, apareció uno que se tomó el trabajo de ver cuán popular se había convertido la joven en Google o en Wikipedia, donde ya figura:


Bathrick se tomó el trabajo, además, de retuitear la mayoría de los mensajes que sus ahora "fans" comenzaron a escribirle en su cuenta de Twitter. "Eres bellísima", "estoy locamente enamorado de ti", "quiero ser tu fan número uno" y hasta un "¿puedes subir una foto de tus pies?"


 @_ahleesah 163
@_ahleesah 163