163
163

La viuda del cooperante británico David Haines, decapitado por yihadistas del Estado Islámico (ISIS, por sus sigles en inglés) el pasado septiembre, calificó este domingo a los verdugos de su marido de "monstruos" y "cobardes".

En una entrevista a la cadena Sky News, Dragana Haines, confesó que no ha podido ver el vídeo completo del asesinato cometido por el Estado Islámico, pero consideró "cobarde" decapitar a alguien que "está arrodillado" y "tiene sus manos atadas a la espalda".

"Se creen (los yihadistas) que son valientes, pero eso no es valentía. Es un acto cobarde decapitar a alguien que tiene sus manos atadas a la espalda y está arrodillado", declaró la viuda.

En su opinión, cobardía es "decapitar a alguien que está indefenso", un acto que no puede perpetrar "ser humano", sino "un monstruo o algo parecido", indicó.

David Haines, de 44 años, era un ingeniero militar que abandonó la Real Fuerza Aérea (RAF) británica hace quince años para dedicarse desde entonces a la cooperación humanitaria.

Haines, padre de una adolescente fruto de una relación anterior, estaba casado desde 2010 con su segunda mujer, Dragana, de origen croata, a quien conoció durante sus trabajos en los Balcanes y con la que tenía una niña de cuatro años.

Las declaraciones de su viuda se producen después de que el fotógrafo Luke Sommers, nacido en el Reino Unido aunque con nacionalidad estadounidense, fuese hallado muerto este fin de semana tras una operación autorizada por el Gobierno de Washington para liberarle de sus secuestradores de Al Qaeda en Yemen.

Además del vídeo de Haines, ISIS ha divulgado en los últimos meses otras cintas con las ejecuciones de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff, así como las del cooperante estadounidense Peter Kassig y el voluntario británico Alan Henning.

Otro ciudadano del Reino Unido, el fotoperiodista John Cantlie, ha aparecido recientemente en otros vídeos del Estado Islámico en los que se sugiere que correrá la misma suerte que los otros occidentales decapitados.