Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

La disputa entre el Gobierno y los holdouts se recalentaba, pero la Argentina aún no había entrado en default. Los encuentros entre ambas partes en Nueva York eran más corrientes, y los rumores de que el país llegaría a un acuerdo se fortalecían día tras día. En ese contexto fue que Nancy Soderberg, copresidente de la American Task Force Argentina (ATFA), llegó el 10 de julio junto a su par Robert Shapiro a Buenos Aires, con el objetivo de reunirse con un grupo de periodistas y exponer su visión sobre el conflicto.


El encuentro, del que participó Infobae, fue realizado en el hotel Park Hyatt de la ciudad, y ambos representantes pidieron una "negociación seria" con el Gobierno. Soderberg fue presentada como vicepresidente de ATFA, una asociación conocida por sus tareas de lobby a favor de los holdouts, como el fondo NML. Esta experta en políticas internacionales vuelve al foco de los medios argentinos porque fue designada en la Junta de Desclasificación de Interés Público en los EEUU, y la presidente Cristina Kirchner pidió explicaciones a su par Barack Obama a través de una carta por esta decisión.


Seria y distante, las palabras de Soderberg fueron muy duras contra el Gobierno. Dijo que el país "se pone en un camino voluntario al default". Además cuestionó también al ministro de Economía, Axel Kicillof, como la persona encargada de entablar las negociaciones en Estados Unidos. "Hizo declaraciones muy ofensivas en la OEA y en las Naciones Unidas, denunciando a los jueces federales y denigrando a los acreedores de Estados Unidos. Este no es un comportamiento de un negociador serio", disparó.


Si bien llegaron al país como representantes de los holdouts, ante la insistente pregunta de los periodistas dejaron en claro que no se sentaban a la mesa de las negociaciones. Sin embargo, todo el tiempo hablaban como si así lo fuera. "Estamos dispuestos a negociar sobre el timing, sobre la mezcla de pago en efectivo y bonos, como Repsol y Club de París", enumeró Soderberg, y enseguida aclaró: "No hablamos por los holdouts".


Soderberg: "El país se pone en un camino voluntario al default".

La jornada en que los copresidentes de ATFA llegaron estuvo cargada no sólo de tensión, sino también de información falsa sobre el encuentro. La agencia nacional Télam aseguró ese mismo día que los lobbistas se reunieron con la "prensa opositora" entre caviar, faisán a dos cocciones y champagne Dom Pérignon. Esta periodista formó parte del grupo de prensa que se reunió con la organización en el marco de un almuerzo, pero en ningún momento se sirvieron excentricidades a la mesa.


La llegada de militantes oficialistas a la puerta del hotel en repudio a los holdouts agregó un momento de tensión durante ese 10 de julio por la tarde. "Nos estamos autoconvoncando para repudiar la conferencia de prensa de los fondos buitre. Venite ya", arengó el dirigente piquetero Luis D´Elía en su cuenta de Twitter. Pero los miembros de La Cámpora y otras agrupaciones afines al oficialismo habían llegado tarde: Soderberg y Shapiro ya se encontraban camino al aeropuerto de Ezeiza.