La Cámara de Senadores de Mendoza votará este martes un proyecto de ley promovido por el radical Armando Camerucci para prohibir la publicidad de cigarrillos en todo el territorio de la provincia, como ya ocurre en Santa Fe. La medida cuenta con un amplio respaldo: según una reciente encuesta, sólo el 9,6% de la población está en contra.

Según supo Infobae, se espera que hoy en el recinto Camerucci proponga una serie de modificaciones a su proyecto impulsadas por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) y aceptadas por el jefe de la bancada radical. La idea madre es contrarrestar los miles de millones de dólares que la industria tabacalera gasta al año para promover sus productos.

"A través de la publicidad, la industria tabacalera intenta instalar la idea de que el consumo de tabaco es algo habitual y socialmente aceptable. De esta manera, logran debilitar las campañas de salud pública desacreditando las advertencias sobre las consecuencias del tabaco para la salud", explica la FIC en su página web.

En Argentina la prohibición parcial de publicidad no ha dado resultado han reorientado sus gastos de marketing. A su vez, según una investigación presentada hace unos meses y que incluyó a la provincia de Mendoza, en el 73,5% de los quiscos se violan las limitaciones que la ley nacional impone al marketing de cigarrillos, que además suele apuntar a los adolescentes.

"En nuestro país la mayoría de los chicos y chicas empiezan a fumar entre los 12 y 13 años. Por ese motivo, la prohibición completa de la publicidad, promoción y patrocinio de los productos de tabaco, incluida la exhibición de los productos, es fundamental", evaluó en declaraciones a Infobae la directora de FIC, Verónica Schoj.

En Argentina, en abril Massalin Particulares lanzó la campaña "Tal Vez" de los cigarrillos Marlboro, que si bien la tabacalera asegura que está orientada al público adulto, sólo trata temáticas que interesan principalmente a los jóvenes, como recitales, fiestas, deportes extremos o fogones en la playa. Contra esa estrategia apunta el proyecto de los radicales mendocinos.

El único antecedente que hay en el país es en Santa Fe, donde la otra tabacalera, Nobleza Piccardo, realizó un juicio a la provincia porque considera que el Estado no puede realizar políticas públicas que protejan la salud a costa de las ganancias empresariales.

No obstante, hay otros casos en el mundo y una voluminosa literatura científica que demuestra fehacientemente que la medida funciona. Estos son sólo algunos ejemplos:

- Una revisión que se realizó en 2003 sobre nueve estudios que incluyeron a más de 12 mil jóvenes concluyó que la publicidad y la promoción del tabaco aumenta la posibilidad de que comiencen a fumar.

- Al año siguiente, un estudio en España determinó que el contacto con anuncios publicitarios sobre tabaco incrementó la probabilidad de iniciación en el consumo entre los jóvenes de 13 y 14 años.

- Más cerca en el tiempo, una minuciosa investigación en los Estados Unidos arrojó que la publicidad en los puntos de venta incrementa el inicio en el consumo, mientras que el uso de promociones aumenta el pasó de la experimentación al consumo regular.