El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota. 162
El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota. 162

Más provincias comienzan a ceder al pago de un bono de fin de año. Esta vez fue el turno de Córdoba, que aceptó pagar $1.400 por única vez como compensación por las fuertes subas de precios de este año.

Todos los empleados estatales cobrarán la cifra el próximo 21 de noviembre. El bono será de $1.400 para los trabajadores activos (ya sea en planta permanente o contratados), mientras que becarios, pasantes, monotributistas y beneficiarios de planes sociales recibirán 800 pesos. Jubilados y pensionados que cobren a través de la provincia percibirán 900 pesos.

"El fruto de este acuerdo es el diálogo que venimos desarrollando con gremios de Córdoba. Hemos logrado un acuerdo con el bono, que viene a proteger el salario de los trabajadores en una Argentina con una inflación importante", confirmó este sábado el ministro de Gestión Pública de Córdoba, Manuel Calvo, en radio Cadena 3.

La provincia gobernada por José Manuel de la Sota se convirtió así en el tercer distrito en aceptar un bono de fin de año, luego de que La Rioja anunciara el pago de entre $300 y $400 y San Luis ofreciera 2.000 pesos.

Santa Fe podría convertirse en la cuarta. Días atrás, la ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, confirmó que la medida "se está estudiando, pero depende de Economía". "Es un punto en el que trabaja el Ministerio de Economía fundamentalmente, haciendo un análisis de las finanzas hacia fin de año. Va a ser ese ministerio el que diga si es posible o no", explicó.

Mientras tanto, los gremios estatales de la provincia presionan para que no sólo se abone el bono, sino que implique un pago "sustancial". "Desde enero hasta la fecha ha habido al menos un 36% de inflación y en franco ascenso, cuando el aumento que otorgó este gobierno no ha llegado al 30 por ciento", advirtieron.