ArBus 162
ArBus 162

El conflicto salarial que atraviesa Aerolíneas Argentinas alcanzó un nuevo pico de tensión. Su presidente, Mariano Recalde, advirtió a los gremios que la empresa estatal podría cerrar si mantienen sus reclamos para recibir un aumento salarial en torno al 35 por ciento.

El mensaje del dirigente camporista le fue trasmitido tanto a personal que responde al kirchnerismo como a los afiliados a los sindicatos que amenazan con medidas de fuerza. "Si hay paro, la empresa va a cerrar por culpa de los gremios. Por favor, paren a estos tipos", fueron las palabras que les llevó el director de Recursos Humanos de la empresa, Hernán Jara.

"Jamás esperábamos que una negociación salarial terminara en una amenaza de cerrar la empresa. A Recalde los números no le dan para justificar el déficit (de la aerolínea) y nos quiere echar la culpa a nosotros", cuestionó Edgardo Llano, conductor de la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA) y del gremio Asociación del Personal Aeronáutico (APA), en diálogo con La Nación.

Este lunes, los cinco sindicatos mayoritarios reunidos en la FAPA anunciaron que comenzarán a implementar una serie de paros y protestas sorpresa para protestar contra la negativa de la conducción a negociar un aumento salarial mayor al 28,15% otorgado. El jueves, además, marcharán a la sede que Aerolíneas Argentinas tiene en Bouchard al 500.

La semana pasada, la compañía emitió un comunicado para advertir: "De persistir un conflicto de semejante irracionalidad obligaría a esta conducción a elevar al Congreso Nacional una propuesta de reestructuración del Plan de Negocios para los próximos años, que incluya un procedimiento preventivo de crisis, la eliminación de las rutas internacionales no rentables y la devolución anticipada de los aviones menos eficientes, adecuando el tamaño de la estructura a una nueva realidad. Tal vez no quede otra opción que recurrir a las medidas que hemos querido evitar con la esperanza de hacer de nuestra aerolínea de bandera una empresa pública eficiente".

Recalde: "Aerolíneas es insostenible con esta irracionalidad de los gremios"

"En estos últimos años, esta gestión pública ha manteniendo (sic) más puestos de trabajo que los necesarios para el nivel de actividad, sabiendo que la apuesta estaba asociada al crecimiento de una operación que absorbería esa mano de obra ociosa. Aun así, tenemos que trabajar mucho más para alcanzar los indicadores de actividades que son estándar en la industria. También sostuvimos condiciones laborales muy superiores al resto de otros asalariados (privados y públicos) con sueldos incomparables con la media general", remarcaron.

El viernes, Recalde reconoció en una entrevista con el diario Ámbito Financiero: "Aerolíneas es insostenible con esta irracionalidad de los gremios". Ayer, la propia Cristina Kirchner dio un fuerte respaldo a su gestión, durante el acto que encabezó para la presentación de las nuevas formaciones del ferrocarril Mitre.

En el inicio de su discurso, la Presidente señaló el cielo y dijo que el avión que pasaba en ese momento era "el tercero" desde que habían llegado. Minutos después, pasó otra nave y hubo una nueva referencia de la mandataria, que incluyó bromas con el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y elogios a Recalde. "Otro más de Aerolíneas, van cuatro aviones desde que estamos parados aquí. Acá Randazzo me dice que Mariano (Recalde) sabía que estábamos en el acto y mandó todos los aviones, pero no, Aerolíneas anda muy bien y lo reconocen hasta los competidores", sostuvo.

En un clima enrarecido, los sindicatos reunidos en FAPA denunciaron que el Ministerio de Trabajo inventó la semana pasada una reunión conciliatoria que nunca existió. Los dirigentes confirmaron que sí recibieron una convocatoria para un encuentro ayer a las 11, pero cuestionaron al ministro Carlos Tomada por haberlo pautado -finalmente no se realizó- a la misma hora en que ellos darían su conferencia para comunicar las medidas de fuerza. En la rueda de prensa, Pablo Biró, líder de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), anticipó: "Va a depender de él si el jueves vuelan los aviones".