163
163

"Honestamente no sé qué haría si quedara embarazada de un niño con síndrome de Down", este fue el mensaje que originó todo. Dawkins decidió contestar lo que esta usuaria de Twitter había escrito sin pensar en las repercusiones. "Abórtalo y trata de nuevo. Sería inmoral traerlo al mundo si tienes la elección", disparó.

Acto seguido, decenas de personas criticaron su postura en la red social. Uno de esos usuarios indignados, Matt Kane, le respondió: "¿Has conocido alguna vez a alguien con síndrome de Down? A ver si aún piensas que estarían mejor si nunca hubieran nacido". Ashley Ciandella escribió: "Tengo un primo con síndrome de Down, que es uno de los chicos más adorables y amantes de la vida que conozco. Tu tuit me enferma". "Por favor, dile a la gente con síndrome de Down que no merece vivir porque 'tú' piensas que es inmoral y cruel", lo increpó Felix Greene.

 163
163

Lejos de disculparse, Dawkins redobló la apuesta y contestó: "Ni por un instante pienso pedir disculpas por abordar preguntas fiosóficas y morales de una manera lógica. Hay un lugar para las emociones, pero no es este".

En un comunicado, la Asociación del Síndrome de Down del Reino Unido afirma que "las personas con síndrome de Down pueden tener, y de hecho tienen, vidas plenas y gratificantes. También hacen contribuciones valiosas a nuestra sociedad. En la Asociación del Síndrome de Down no creemos que el síndrome de Down deba ser un motivo para abortar, aunque consideramos que cada familia debe hacer su propia elección".

El hombre de la polémica es un renombrado científico en el campo de la biología evolutiva, pero logró fama mediática en los últimos tiempos por ser el autor del del libro The god delusion, traducido al español como El espejismo de Dios. Ateo confeso, promovió una campaña en los autobuses de Londres cuyo lema es: "Probablemente no hay Dios, de modo que deja de preocuparte y disfruta de la vida".