162
162

La batería de medidas anunciadas por la presidente Cristina Kirchner activó la alarma de los economistas, quienes ven detrás de esos anuncios un preocupante aumento del gasto público y de los subsidios.

Miguel Ángel Broda dijo que los subsidios vienen creciendo a 80% anual y advirtió que "el gasto público está fuera de control". "Estamos en un proceso, como todo populismo, de políticas fiscales y monetarias expansivas para tratar de compensar la recesión pero con efecto nulo", dijo.

En declaraciones a Radio Mitre, el economista alertó que esa situación "claramente aumenta el déficit fiscal y sustancialmente sube la expansión monetaria" y consideró importante que "el ministro de Economía (Axel Kicillof) no se lleve puesto al presidente del BCRA" para evitar un mayor impacto.

"Tenemos una situación recesiva que se agravó levemente por el default selectivo y frente a eso el Gobierno decidió inundar de pesos todo; el viernes hizo una ampliación presupuestaria inédita, que es entre 7 y 12 veces más que lo que hacía todos los años, y recién estamos en agosto", agregó.

Broda indicó que "en lo que va del año el incremento en gasto en subsidios es mayor al aumento del gasto en jubilaciones, cuando la sostenibilidad fiscal en todas partes del mundo, su principal riesgo son los regímenes de previsión social, no así en Argentina". "El gasto está descontrolado y el Gobierno va a intentar aumentando la emisión monetaria compensar los 3 trimestres de, por ahora, moderada recesión que tenemos", insistió.

A su entender, "todos los anuncios, algunos justificados, deberían tener una contrapartida de qué otra parte del gasto, llámese publicidad, Fútbol para Todos, para financiar los aumentos del gasto público anunciado, y esa parte no está".

"Todo aumento del gasto es aumento de horas adicionales de la maquinita y esto nos lleva a un camión de tasa de inflación creciente, con un nivel de actividad que probablemente va a seguir contrayendo, aunque no es 2001", aseguró.

Para Broda "a diferencia de la recesión del 2009, causada por la recesión mundial, esta recesión argentina, que lleva 3 trimestres, es 100 por ciento causada por nosotros, por la política seguida por el Gobierno que tenemos".

"En el 2009 el mundo cayó casi 2% y en 2014 el mundo sube 2,5%; en 2009 el comercio internacional cayó en volumen 12% y ahora sube 4%; en 2009 tuvimos una mala cosecha y ahora tenemos una muy buena cosecha; no tiene uno por ciento de explicación que lo que nos pasa depende del resto del mundo, eso no es así", agregó.

Sin embargo, algo de optimismo existe: "La región tiene un año malo, pero en general todos pronostican que el segundo semestre será mejor que el primero, para el mundo desarrollado, para los emergentes, para China y para América latina". Lamentablemente – dijo- "nosotros vamos a un segundo semestre donde la velocidad de crecimiento del PBI será el doble de negativa que en el primero semestre".

Juicio con los holdouts

Para Broda, mientras que la Argentina debería haber encontrado una forma de pagar lo que debe puenteando los fallos de Griesa, en cambio "decidimos calzarnos los guantes e ir a la pelea". "La verdad es que tuvimos el peor asesoramiento legal imaginable que nos dejó en estas condiciones", enfatizó.

"Argentina eligió un camino de agresividad y de juridicidad, frente al camino de evitar que tengamos una generación de buitres adicionales, con la aceleración de los bonos reestructurados y dejando una herencia muy grande al próximo Gobierno", dijo.

Para concluir, el economista consideró que "ahora habrá que minimizar los daños de nuestra impericia" y aunque se recurra a cortes internacionales, "tenemos que evitar los daños del default y tratando de que no se acelere y pasemos de un default transitorio a un default permanente, porque de esa manera todos los modelos explotan para el escenario 2015".