Reuters
Reuters
 AP 162
AP 162

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Wolfgang Niersbach, se refirió a los últimos enfrentamientos entre ambos seleccionados, en los cuales los teutones se impusieron en los mundiales de 1990, 2006 y 2010

"En los útimos tiempos mantuvimos la tónica de que Argentina ganase los partidos amistosos y nosotros los de competición. Confío en que la cosa sigue así", dijo en una entrevista televisiva el principal dirigente alemán.

Wolfgang Niersbach, presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), explicó de esa manera cómo ve el enfrentamiento entre las dos selecciones en la final del Mundial el próximo domingo.

Alemania ganó los últimos tres partidos frente a Argentina en los Mundiales, incluida la final de 1990 en Italia. En 2006 en Berlín empataron y los locales se impusieron por penales y en 2010 en Ciudad del Cabo hubo una goleada, ambas en cuartos de final.

Mientras que la selección albiceleste se quedó con tres de los últimos cuatros amistosos, el restante fue empate, todos disputados en el país europeo. El último en 2012 fue por 3 a 1, el resto por 1 a 0 en 2010 y 2002.

Por su parte el presidente de la Liga alemana, Reinhard Rauball, analizó: "Los argentinos se concentran en primera línea en la defensa y estabilizan el centro del campo por delante del cuarteto defensivo de un modo que hizo muy difícil a los holandeses superarlos. Pienso que a nosotros nos espera lo mismo".