AFP 163
AFP 163
 Reuters 163
Reuters 163

Washington es, desde el martes, el segundo estado de los Estados Unidos que permite a la población comprar marihuana legalmente sin necesidad de una receta médica.

En efecto, desde las 8:00 de hoy, la gente comenzó a comprar marihuana en Bellingham's Top Shelf Cannabis, una de las dos tiendas en el norte de la ciudad de Seattle que comenzaron a vender la droga tan pronto como lo permitió la ley estatal.

Las primeras ventas legales de marihuana en Washington marcan un importante paso, para el cual se empezaron a tomar medidas hace 20 meses. Washington y Colorado sorprendieron a gran parte del mundo al votar, en noviembre de 2012, la legalización de la marihuana para adultos mayores de 21 años y crear un sistema regulado por el estado para la producción, venta y recaudación de impuestos derivados de la comercialización de la droga. En Colorado, las ventas comenzaron el 1 de enero.

 AP 163
AP 163

Washington emitió sus primeros 24 permisos de venta al público el lunes, aunque no todos los negocios pensaban comenzar a vender desde el martes. En Washington, el camino ha sido un poco más difícil, pues se espera que haya escasez del producto mientras los agricultores y los vendedores logran estar listos.

Además, se prevé que la droga se venda a 25 dólares el gramo o más en el primer día de venta, el doble de lo que paga la gente en los dispensarios médicos de marihuana que no están regulados. Esto se debe a la falta de suministro de marihuana producida legalmente en el estado. Aunque más de 2.600 personas solicitaron la autorización para producir, menos de 100 fueron aprobadas y sólo unos diez estuvieron listas para cosechar este mes.

Colorado ya tenía un sistema de producción de marihuana para uso médico regulado, por lo que la transición fue mucho más sencilla cuando se permitió que esos dispensarios comenzaran a vender marihuana para uso recreativo en enero.

 AP 163
AP 163

El sistema de marihuana médica de Washington no está regulado, así que las autoridades tuvieron que empezar de cero para tratar de redactar leyes acordes con la industria y la población. Las regulaciones incluyen protocolos para probar la marihuana, qué tipos de huertas deben permitirse, requerimientos para empaques que no puedan abrir los niños, requisitos sobre antecedentes penales para tener una licencia y qué tipo de sistema de seguridad deben tener las tiendas y los productores.

La ley de Washington permite la venta de 28 gramos de marihuana seca, 450 gramos de sólidos con extracto de marihuana, 2,1 litros de líquidos con extracto de marihuana o 7 gramos de marihuana concentrada, como hachís, para adultos mayores de 21 años.