Télam 162
Télam 162

El objetivo de la reunión, de acuerdo a la crónica del diario El País, fue discutir la estrategia que encararán al otro lado del Río de la Plata si Argentina materializa su reciente amenaza de volver a la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el conflicto con la ex Botnia. Además de Almagro, participaron la titular del oficialista Frente Amplio, Mónica Xavier, los ex cancilleres Didier Opertti (Partido Colorado) y Sergio Abreu (Partido Nacional), y Gonzalo Pérez del Castillo, dirigente del Partido Independiente. Si bien todos estuvieron, supuestamente, a título personal, manifestaron que informarán a las agrupaciones a las que pertenecen los resultados de la reunión.

El 13 de junio Uruguay aprobó una nueva autorización para que UPM (ex Botnia) aumente su producción de pasta de celulosa en 100 mil toneladas al año. Pese a que el canciller argentino Héctor Timerman descartó el camino de la negociación, puesto que la decisión de Uruguay fue unilateral, Almagro le dijo a los presentes en la reunión que el diálogo es "el único camino posible".

Además, según El Observador, dijo que el vínculo "sigue siendo bueno". Lejos quedaron, al parecer, los dichos de Timerman, quien anunció que Argentina "procederá a reevaluar todas las políticas de relacionamiento bilateral con el Uruguay".

El gobierno argentino consideró que "esta nueva medida uruguaya confirma la ruptura unilateral por parte de su gobierno del mecanismo de información y consulta previamente establecido".

Sin embargo, el ex canciller y actual senador Abreu advirtieron en declaraciones a la prensa que Uruguay tiene argumentos sólidos para demostrar que cumple con el fallo de la Corte de La Haya que hace cuatro año reclamó cooperación entre ambos países y un monitoreo conjunto de la situación del río Uruguay, en cuyas costas está alojada la pastera. Timerman, en cambio, advirtió que el país en tres ocasiones rechazó explícitamente el aumento de producción de la fábrica, que aumentó un 30% desde su inauguración.

"No me canso de repetir que el comité científico binacional ingresó 36 veces a la planta y navegó 18 veces el río Uruguay", señaló, por su parte, Opertti, ex ministro del Interior y de Relaciones Exteriores durante la presidencia de Julio María Sanguinetti. El dirigente colorado remarcó que la relación entre las carteras de ambos países sigue intacta. Incluso recordó que el titular de Defensa, Agustín Rossi, viajó esta semana a Montevideo.

"Se debe tener cuidado en este momento para no constituirnos en una excusa para distraer la atención de la población argentina", planteó, por su parte, Pérez del Castillo, quien puso como ejemplo al conflicto con los holdouts. Incluso "barajó" la posibilidad de La Cámpora esté detrás de la estrategia argentina.

Lo cierto es que en Uruguay cerraron filas detrás del gobierno de José "Pepe" Mujica. Como dijo Abreu, "no hay fisuras" en la postura de todo el arco político. En cambio, la oposición argentina se ha mantenido distante del tema y el Gobierno ha amenazado con encarar una estrategia que es apoyada por la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú, pero que todavía no se llevó a cabo.